Publicidad

Sony le corta los cables al lector de tarjetas

En un mundo en el que toda cámara de fotos que se precie de ser de última generación aspira a tener conectividad inalámbrica, los lectores de tarjetas parecen un accesorio en retirada. Sin embargo, aún hay muchas cámaras ahí fuera que no integran WiFi ni son compatibles con Eye-Fi.

El último lanzamiento de Sony está especialmente pensado para estos dispositivos. Se trata del Sony WG-10 y es un lector de tarjetas SD y Memory Stick capaz de transmitir las imágenes a ordenadores o a dispositivos móviles WiFi.

Para no depender de un cable del que alimentarse, el Sony WG-10 también incorpora una pequeña batería recargable de 800mAh que incluso puede servir de carga extra para nuestro smartphone. Además del puerto para tarjetas, el WG-10 también trae un puerto USB de tamaño estándar al que podemos conectar dispositivos de almacenamiento y compartir sus contenidos en red. La carga de la batería del WG-10 se realiza mediante MicroUSB estándar.

Este versátil accesorio mide 50 × 105 × 18.5 milímetros y pesa 135 gramos. Su salida al mercado japonés será el próximo 30 de abril a un precio de 9.000 yenes (unos 74 euros al cambio). No hay noticias de momento sobre si desembarcará en el viejo continente.

Vía | Akihabara News
Más información | Sony Japón

Publicidad
Comentar

7 commentarios