Publicidad

La Sony NEX-3N se convierte en la sin espejo ideal para autorretratos

La familia NEX de Sony ha crecido esta mañana con la presentación de la nueva Sony NEX-3N. Englobada en la gama de entrada de la firma, sus puntos fuertes son la pantalla articulada 180 grados y su ligereza. Ideal para autoretratos.

En realidad la Sony NEX-3N llega al mercado como una de las cámaras compactas de objetivos intercambiables más ligeras y pequeñas. Tan solo pesa 269 gramos sin objetivo.

A nivel técnico, esta NEX es una cámara con sensor APS HD CMOS de 16 megapíxeles, procesador Bionz, y sensibilidad que podemos ajustar hasta 16.000 ISO. El sistema de enfoque es por contraste de 25 puntos, la pantalla alcanza las 3 pulgadas con resolución de 460.000 píxeles y la ráfaga se queda en 4 fotos por segundo.

El modo de vídeo es capaz de grabar contenido en AVCHD a 1080p y es compatible con la tecnología Triluminos Colour.

Las ayudas a la fotografía son una máxima en esta gama de Sony, y este NEX-3N incluye una muy curiosa: el encuadre perfecto. La cámara, dependiendo de las gente y objetos que hay en la escena, se encarga si queremos de recortar la imagen para que el encuadre quede “más profesional”. No faltan los modos de escena, hasta 11, no los efectos a aplicar a las imágenes, que serán unos 15 de entrada.

La Sony NEX-3N llegará al mercado europeo el mes que viene, pero sin precio definido todavía.

Publicidad
Comentar

3 commentarios