Publicidad

Probamos por Madrid el sistema Ford SYNC de control por voz

El pequeño pero bien aprovechado monovolumen Ford B-MAX ya está a la venta en España, y tal y como os contamos en su día es el primer modelo de Ford en Europa en incorporar el sistema de conectividad multimedia y control por voz desarrollado por Microsoft Ford SYNC, del que tanto habíamos oído hablar. Poco a poco se irá incorporando a más modelos de la marca norteamericana.

En esta ocasión hemos podido probar la versión final en castellano y en condiciones reales, mientras conducíamos un Ford B-MAX por las calles de Madrid.

Ford SYNC, a secas

El sistema que hemos probado es el llamado simplemente SYNC. Es muy probable que hayáis oído hablar también de Ford SYNC con MyFord Touch, pues hay que aclarar que son dos niveles diferentes. SYNC “a secas” es un sistema más básico y sencillo, con menos funciones que SYNC con MyFordTouch.

Las características de SYNC son las siguientes:

  • Pantalla a color de 3,5 pulgadas (no es táctil).
  • Conectividad por bluetooth, para teléfono o reproductores de audio. Se pueden tener hasta 12 dispositivos emparejados.
  • Conectividad USB y jack de audio de 3,5 mm.
  • Manos libres para las llamadas de teléfono.
  • Lectura de mensajes de texto sms (text to speech).
  • Control por voz.
  • Asistente de emergencias (con llamada automática al 112 en caso de accidente).

Por ejemplo SYNC con MyFordTouch, la versión “más avanzada”, incluye una pantalla a color más grande, de 8 pulgadas, y que también es táctil. Además incluye navegación GPS, internet, control del climatizador e información de mantenimiento del coche.

Ford B-MAX con SYNC (Madrid) 02

Teléfono y sonido

Pueden parecer pocas funciones las de este SYNC básico, pero no debemos olvidar que es fácilmente actualizable. Basta descargarse en casa la nueva versión del sistema que desarrolle Ford, guardarla en una memoria USB y llevarla al coche.

Reconoce Ford que su intención es ir actualizando el sistema periódicamente e ir ampliando las funciones y posibilidades del mismo.

Así que por ahora, para lo que más se va a usar SYNC es para controlar por voz el teléfono y el equipo de sonido, y la verdad es que lo hace de manera sencilla y correcta. Durante la prueba, ya fuera en parado, con el motor en marcha, o en movimiento, y después de dar decenas y decenas de órdenes, el sistema reconocía sin problemas qué quería que hiciera.

Solo cuando dí un comando y había otras dos personas hablando dentro del coche, SYNC no entendió que quería hacer. Y en ese momento es cuando la voz de SYNC te recuerda qué comandos puedes usar en la parte del menú en la que te encuentras (por si te has despistado y no sabes muy bien dónde estás o qué órdenes le puedes dar).

El reconocimiento de voz no requiere entrenamiento de ningún tipo y reconoce no solo los comandos sino los nombres y apellidos de los contactos de nuestra agenda, o de los títulos y artistas de nuestra selección musical.

Ford B-MAX con SYNC (Madrid) 01

Pulse para hablar: un botón y listo

Y es muy simple de manejar, pues solo hay que apretar un botón en el volante, el del control por voz, y decir qué queremos.

Como la agenda del teléfono se sincroniza con SYNC podemos decir directamente “Llamar a Javier Penalva” (por ejemplo), y ya está. Pero también podemos buscar a alguien en concreto de la agenda de contactos y visualizar los datos en la pantalla del coche.

Con los mensajes de texto sms las funciones son un poco más reducidas. Si recibimos un mensaje le podemos decir a SYNC que nos lo lea, pero si queremos responderlo por ahora solo podremos hacerlo con mensajes prefijados (del tipo “Estoy de camino”, y similares), pero no podemos dictar a SYNC qué queremos responder. Tal y como nos contaron en Ford, no descartan que esa función llegue más adelante con una actualización.

Ford B-MAX con SYNC (Madrid) 03

Y a la hora de reproducir música es igualmente sencillo y rápido. Si tenemos “pinchado” en el puerto USB una memoria con varios gigas de mp3, primero pulsaríamos el botón de control por voz, después diríamos USB (para cambiar desde la radio, por ejemplo) y a continuación si nos sabemos el título de la canción, se lo decimos directamente “Reproducir canción Always” (por ejemplo) y listo. El sistema busca la canción y la reproduce.

SYNC también puede buscar un artista, un álbum, un género o una lista (que hayamos creado). Como SYNC reconoce el genero de la música que se está reproduciendo, le podemos decir que reproduzca algo similar (pongamos que era Rock), y saltará a otro tema de ese mismo género.

También le podemos preguntar a SYNC “¿qué estoy estoy escuchando?” y nos responderá con el título de la canción, artista y álbum.

¿Qué puedo decir de SYNC después de haberlo probado mientras conducía? Pues que si bien se le puede echar en falta alguna función más, uno se acostumbra a manejarlo rápidamente, reconoce con eficacia lo que le dices y en efecto no hay que apartar la mirada de la carretera, y eso hace que sea cómodo y práctico.

Y otra cosa buena es que el sistema, aunque en principio sería opcional, se incluye de regalo en todos los Ford B-Max, desde el más económico, así que, viniendo gratis, bienvenido sea.

En Xataka | El próximo Ford se conduce él solo en los atascos (y lo hemos probado en Alemania)

Publicidad
Comentar

6 commentarios