Publicidad

Samsung tiene su propia agenda con Android, KNOX y Wallet son la prueba

Hace bien Google en estar preocupada. Pero no sólo porque Samsung capitalice gran parte de las ventas de teléfonos Android, o sólo porque la marca “Galaxy” esté empezando a rivalizar en popularidad con la plataforma. En este MWC Samsung no ha enseñado grandes novedades hardware – está Note 8 pero no deja de ser una ampliación de gama – pero sí que ha reafirmado que tiene su propia agenda sobre Android y que no va a esperar a Google para desarrollarla.

Un día completo dedicó Samsung a los desarrolladores en la feria de Barcelona. Varios de los temas que explicaron ya son de sobra conocidos, su propia tienda de aplicaciones o la posibilidad de programar para aprovechar el S-Pen de los Note, pero había dos novedades especialmente interesantes: Wallet y Knox. Y no lo son tanto como producto o servicio (Knox es realmente interesante, eso sí), sino por lo que suponen en la estrategia de los coreanos, que muestran que se ven tan fuertes como para diferenciarse fuertemente de lo que ofrecen Android pero también lo suficientemente prudentes como para no salir del mismo. Veamos.


Wallet y KNOX. Sobre todo KNOX

Ya hemos comentado sobre Wallet, que para mi ha sido una pequeña decepción. Lo que tenemos sobre la mesa es la réplica de Samsung del PassBook de Apple. Otra vez vemos a Samsung siguiendo lo desarrollado desde Cupertino y – aunque esta vez tiene mejor pinta que el flojo SVoice – estamos ante una oportunidad desaprovechada, la de diferenciarse dando el paso que Passbook todavía no ha dado para integrar el pago en tienda física con NFC.

Tiene todo el sentido de que lo integren en el futuro, pero lo que ofrecen ahora con Samsung Wallet es un producto para gestionar tickets y descuentos y validarlos en la tienda a través de códigos de barras, pero que en principio resulta confuso respecto a Google Wallet que sí es una verdadera cartera virtual. Ya veremos como quiere conducir Samsung el proyecto, sobre todo porque dejarlo sólo en sus dispositivos ahondaría en la fragmentación que Android presenta para desarrollares.

Donde sí que creo que hay mucho valor y una apuesta diferencial es con KNOX. El objetivo del proyecto es resolver ese nudo que se venía formando en el entorno corporativo y que se ha venido a llamar BYOD: los empleados que desean utilizar dispositivos procedentes del mercado de consumo frente a departamentos de TI que los veían con hostilidad por la dificultad en administrarlos y la ausencia de políticas de seguridad. En más de una compañía con la que he hablado me han dibujado el mismo escenario, “la plataforma oficial de teléfono de empresa es XXX, pero los directivos y cargos ejecutivos quieren utilizar iPhone o un Android o iPad”.

Este escenario es en el que Blackberry quiere volver a hacerse fuerte con Blackberry 10, en el que Microsoft tiene una apuesta decidida con Windows Phone y Windows 8 y donde tanto Apple con iOs como Android tienen una gran fortaleza (para muchos, los dispositivos más atractivos, la gran cuota de mercado de consumo) como una gran debilidad (la ausencia de certificaciones de seguridad y de poder administrar políticas de TI de forma centralizada). Algo a subrayar es que KNOX requiere cifrado a nivel hardware, por lo que es algo en lo que el fabricante siempre tiene que estar implicado para certificar un dispositivo.

KNOX es una apuesta muy seria para afrontar el entorno BYOD. Lo hemos podido probar en el MWC y pasar del modo “personal” al modo “corporativo” es fácil, rápido y, en las primeras pruebas, muy solvente para tener separados todos los datos de ambos contextos. Desde TI se puede administrar qué puede utilizar el usuario del móvil (desde aplicaciones y cuentas hasta funcionalidades como la cámara), y luego en el modo “estoy en momento personal” se almacenan los datos de forma separada para que en ningún momento haya mezcla. En experiencia de usuario se parece bastante a como Blackberry 10 ha implementado esta solución de “único dispositivo” para los dos contextos.

Samsung con Android frente al modelo Amazon

¿Por qué creo que es un proyecto tan importante? Porque el mercado corporativo es muy grande, porque lo hace un actor con terminales realmente aspiracionales en el mercado de consumo (vamos a ver el S4, pero llevamos dos años con el S2 y S3 como lo mejorcito del mercado), y porque es el primero que lo logran con una solución propia para Android embebida en su sistema. Hasta ahora habíamos visto soluciones de terceros (por ejemplo, VmWare), pero sobre todo no habíamos visto un plan de Google al respecto… algo que no deja de sorprender toda vez que esto sí que es un valor muy diferencial respecto a lo que ofrece Apple para el mercado corporativo.

Creo que la conclusión viendo lo anunciado por Samsung es que su plan se perfila sobre dos variables. Por un lado tenemos que van a seguir desarrollando funcionalidades y servicios propios, como S-Pen, Wallet y KNOX; por otro que van a hacerlo sobre Android, sobre la versión oficial controlada por Google. Esto se diferencia de la estrategia de Amazon, que cogió el código para crear su propio “fork”, su propia versión con interfaz diferenciada e integración de sus servicios… perdiendo la compatibilidad con el mercado oficial de aplicaciones y con aplicaciones clave de Google, tales como el servicio de mapas o Chrome. Estoy ahora mismo probando el Kindle Fire HD y es lo que más echo de menos en un dispositivo de un nivel excelente por otra parte.

¿Ha ayudado Google a crear “un monstruo que ahora ya no puede controlar”? Es posible que desde Mountain View lo vean así y que estén barajando varias opciones como analizamos en el artículo sobre el juego de tronos que es ahora la lucha entre plataformas y fabricantes. La gran pregunta es si su apuesta va a ser más ecosistema, apoyar más a HTC, Sony, Huawei, LG, ZTE, Asus… o menos y concentrar fuerzas en su propio desarrollo hardware. Servidor cree que van a intentar hacer las dos cosas, dando juego con la gama Nexus y, probablemente, centrándose en que su gran rival es Apple y no un fabricante con el que, a fin de cuentas, cuando enciendes un dispositivo suyo lo primero que hace es pedirte una cuenta Google

Publicidad

Comentar

8 commentarios