Publicidad

FIPEL, las bombillas de plástico que podrían acabar con los tubos fluorescentes

Su nombre largo es Field-induced Polymere electroluminiscent bulbs, pero las llaman FIPEL para abreviar y podrían ser las sustitutas de los tradicionales tubos fluorescentes tan pronto como el año que viene.

Las FIPEL han sido creadas en el centro de nanotecnología y materiales moleculares de la Universidad Wake Forest, en Carolina del Norte, y son unas bombillas compuestas de tres capas de un polímero de plástico blanco tratado mediante nanotecnología con un material que emite luz al recibir una corriente eléctrica.

Las FIPEL no tienen ninguno de los materiales nocivos de los tubos fluorescentes, consumen lo que una bombilla LED y no se rompen. Además, tampoco emiten el molesto zumbido de los neones tradicionales ni parpadean o se funden.

La iluminación de las FIPEL tiene la misma temperatura de color que la luz solar. Según sus creadores, se trata de un material flexible que puede construirse en cualquier forma y color, como los neones tradicionales, y no se calienta.

El investigador jefe del Proyecto, David Carroll, ha comentado que las FIPEL no son un descubrimiento y que en realidad llevan años en desarrollo. Carroll tiene una de estas bombillas funcionando desde hace diez años, lo que da una idea de su durabilidad. El investigador asegura que ya hay una compañía preparando su fabricación y que las primeras FIPEL podrían llegar en 2013.

Vía | Phys
Más información | Universidad Wake Forest

Publicidad

Comentar

17 commentarios