Publicidad

Asus Fonepad, toma de contacto

Además de los móviles baratos, una de las tendencias de este Mobile World Congress ha sido el híbrido entre teléfono y tablet. Llamado de muchos modos, este año la línea entre ambos se ha vuelto a estrechar: pantallas de seis, cinco, ocho, siete pulgadas…

Dentro de esta corriente tenemos el caso de Asus con el Fonepad. Un tablet de siete pulgadas que en apariencia es el hermano del Nexus 7. La diferencia: podemos llamar con él. Os contamos nuestras impresiones con este dispositivo desde Barcelona.

Fonepad, antes que teléfono es un tablet

Aunque la idea como tal no es nueva, ya se podían hacer llamadas con el Samsung Galaxy Tab de siete pulgadas, Asus ha decidido meterse de lleno en este concepto. Permite usarlo como teléfono pero el nicho principal es el uso como tableta.

Por fuera se nota mucho la mano de Asus: acabados de buena calidad, suave al tacto… En comparación con otros fabricantes que apuestan con Android la diferencia es notable y se aprecia bastante. No es el más fino, tampoco el más ligero pero es cómodo.

La pantalla, otro de los fuertes de Asus, pone de manifiesto que los paneles IPS son una de las mejores opciones a día de hoy para dispositivos móviles: buen ángulo de visión, muestra los colores de forma bastante verosímil… Sus 1280×800 píxeles no se antojan escasos.

En el procesador encontramos uno de los elementos diferenciarles de este Asus Fonepad. En vez de apostar por Qualcomm, Nvidia, Mediatek y compañía, Asus se alía con Intel para traernos un Atom Z2420. Doble núcleo a 1,2 GHz que vienen a demostrar que son una opción válida.

En el rato que hemos estado jugando con él hemos visto que la fluidez que da es bastante buena. Nada excepcional, si tenemos en cuenta que Jelly Bean con Project Butter ha mejorado mucho la experiencia de Android como sistema operativo. Lo mueve con rapidez y Asus nos promete además más autonomía.

Si pasamos a un apartado más técnico, vemos que el Fonepad es capaz de marcar más de 8000 puntos en AnTuTu. Una de las herramientas de benchmarking más conocidas para Android. Teniendo en cuenta que no es un dispositivo final, según Asus, y que tiene bastante trote por la feria, el resultado es bastante bueno.

La cámara frontal, en España llegará este modelo, cumple para videoconferencias y ofrece calidad suficiente para que la experiencia no sea frustrante. A nivel de aplicaciones Asus mantiene una capa de personalización ligera y unas cuantas apps propias que buscan añadir valor, por lo que hemos podido ver parece que cumplen lo que pretenden.

Sobre la función de llamar. Está ahí, habrá quienes se sienten tentados de cogerlo cual teléfono y llamar a sus contactos. No es la opción más cómoda pero como nos recordaban los chicos de Asus con una sonrisa cada vez que nos acercábamos el tablet a la oreja: recuerda que hay Bluetooth.

Asus Fonepad, primera impresión

Los taiwaneses han tomado parte de la experiencia con el Nexus 7 para volver con un tablet que en relación calidad precio se va antojar como una opción muy deseada para muchos. Por un lado ofrece calidad en los materiales, tanto los externos como los internos.

Por otro, tenemos un tablet de siete pulgadas con 3G por sólo 250 euros. Es cierto que en comparación con el Nexus perdemos algunos elementos como las actualizaciones constantes pero si este tema no nos preocupa mucho, el Fonepad nos ha convencido mucho dentro de esta línea de tablets.

Publicidad
Comentar

5 commentarios