Publicidad

Los televisores de puntos cuánticos quieren convertirse en una realidad

Mientras todavía estamos asimilando el estándar UHDTV como el presente y el futuro a medio plazo de los televisores, hay otra tecnología que ya atisba en el horizonte y quiere ser importante en los próximos años. Aunque ya va dando sus primeros pasos adelante.

Con el nombre de puntos cuánticos, nos encontramos con una nanoestructura semiconductora que incrementa el rango de colores en los televisores LCD un 50% aproximadamente. Esta es la primera vez que se usa esta tecnología en un dispositivo comercial y todavía hay mucho camino que recorrer.

¿Qué es eso de puntos cuánticos?

Gracias a la revista Nature nos llega más información de esta tecnología desarrollada por Sony. Dicho así, puntos cuánticos, parece que estamos hablando de ciencia ficción y tecnologías más propias de una película pero lo cierto es que si desgranamos un poco el concepto vemos que sus propiedades son muy interesantes y realistas.

Aunque antes hemos hablado de LCD también tiene sus aplicaciones como pueden ser los LED o incluso las células fotovoltaicas. De momento lo que hemos visto es que llegará a los primeros de la mano de Sony. Su uso es de nicho y hay que seguir investigando para seguir buscando usos posibles.

Los puntos cuánticos, son cristales de unos diez nanómetros de diámetro hechos con con un semiconductor compuesto de cadmio y selenio. Un material transparente a la luz infrarroja que de momento sólo se utiliza en instrumentos que se basan en infrarrojos.

A pesar de ser descubiertos en el 81, tuvieron que pasar 21 años para que se empezara a utilizar. A día de hoy es un semiconductor bastante usado en el sector biomédico, prueba de ello es que sus fabricantes obtuvieron unos beneficios de 67 millones de dólares.

Volviendo a los televisores. Sony lanzará sus primeros televisores LCD con puntos cuánticos en primavera recuperando una marca que abandonaron hace cuatro años y que seguro alguno se acuerda: Triluminos. Es decir, se empleará el RGB para componer los colores de la pantalla con el objetivo de obtener un rango más amplio.

Una opción interesante que esperemos que vaya más allá de un uso puntual. Nos gustaría verlo en conjunción con otras tecnologías y que no se quede en agua de borrajas. Quizá el 4K sea el futuro de la resolución pero los nano puntos pueden ser otra innovación a seguir en el mundo de los televisores.

Vía | Nature, MIT Technology Review

Publicidad
Comentar

19 commentarios