Colgate Connect E1, análisis: el cepillo que juzga si te lavas bien (o mal) los dientes

Colgate Connect E1, análisis: el cepillo que juzga si te lavas bien (o mal) los dientes

Publicidad

La prueba más fehaciente de que la tecnología se está metiendo en todos los rincones de nuestra vida la tienes delante: estás leyendo el primer análisis de Xataka de un cepillo de dientes. Ya es noticia que sean cepillos eléctricos, si no que son cepillos inteligentes que se integran con nuestros smartphones.

Y este primer análisis lo vamos a dedicar al Colgate Connect E1, un smart toothbrush que se vende exclusivamente en las Apple Store y que quiere conseguir que todos nosotros aprendamos a cepillarnos mejor los dientes. Veamos todos los detalles.

Colgate Connect E1, especificaciones técnicas

Colgate Connect E1 Componentes

COLGATE CONNECT E1

Dimensiones

23,3 x 2,54 centímetros en su parte más gruesa

Peso

70 gramos

Conectividad

Bluetooth 4.0

Batería

10 horas, 12 horas para cargarla completamente por inducción

Precio

99,95 euros en Apple

Diseño y cepillado: Ligereza y simplicidad para un cepillo de altas prestaciones

Colgate Vs Otro Cepillo Comparado con otros cepillos eléctricos más convencionales, el Colgate Connect E1 es más delgado y estilizado.

A primera vista, el Colgate Connect E1 es un cepillo de dientes eléctrico muy estilizado. Acostumbrados como estamos a ver cepillos más gruesos, con partes añadidas de goma y con formas más complejas, este E1 tiene un diseño mucho más simplificado. Su peso, además, es sorprendentemente bajo para un cepillo de esta categoría.

El cepillo sólo tiene un botón para encenderse y apagarse y un LED que indica el nivel de carga dependiendo del color con el que brilla cuando lo usamos. El cabezal del cepillo se saca muy fácilmente rotándolo, y en la caja nos viene un cabezal de recambio para sustituirlo (Colgate nos recomienda tres meses de uso para cada uno) o para que lo use otra persona.

Colgate Connect E1 Base

La base de carga es también muy sencilla, y colocar el cepillo en ella no implica hacer ningún esfuerzo. Al cargarse por inducción lo único que tenemos que hacer es encajar el cepillo en la base donde no tenemos que esperar ningún click o fricción. Puede que abulte un pelín demasiado a la hora de transportarla si tenemos que hacerlo, pero la idea es tenerla fija en nuestro baño para ir cargando el cepillo frecuentemente.

Si has utilizado o estás utilizando un cepillo de dientes eléctrico y pruebas por primera vez el Colgate Connect E1, muy probablemente notarás cómo la vibración en el último es más potente y menos "brusca". Dicho de otro modo: la distancia que cubre el cepillo al vibrar es menor, pero la cubre muchas más veces. El sonido que emite el cepillo es, además, bastante más discreto de lo que puedes llegar a pensar en un principio.

Eso da la sensación de un cepillado más intensivo, capaz de llegar a más rincones (el tamaño del propio cepillo también ayuda). Se nota que es un apartado que en Colgate han estudiado bien y han diferenciado de los capillos eléctricos de gama baja como el que llevo usando desde hace unos años.

El único pero que pondría en cuanto a diseño es que el botón es bastante sensible, y al estar colocado en el centro del cepillo es muy fácil pulsarlo por accidente mientras nos lavamos los dientes interrumpiendo así el proceso. Tienes que acostumbrarte a sostener el cepillo más bien por su base, lo que tampoco implica un esfuerzo demasiado grande.

Software: una buena ayuda, pero necesitas fuerza de voluntad

La mejor baza del Colgate Connect E1 está sin ninguna duda en su software. El cepillo se enlaza con la aplicación gratuita de Colgate (disponible para iOS y Android) y utiliza una serie de sensores para ayudarte con el cepillado, guiándote por todas las zonas de tu dentadura y evaluándote para ver por dónde necesitas cepillarte mejor. La aplicación te da varias opciones para hacerlo:

Colgate Coach
  • Coach: La versión 'estándar', en la que tu dentadura se divide en seis zonas y la aplicación te va marcando por tiempos el cepillado de cada una de ellas. Es lo básico a utilizar si te has comprado este cepillo.
Colgate Coach Plus
  • Coach+: una versión mejorada de Coach, en la que puedes ver una representación en 3D de la dentadura donde se ve más claro dónde hay que cepillar. Aquí el nivel de acierto es más preciso, e incluso se te indica cómo tienes que mover el cepillo dependiendo de la zona que estés limpiando.
Colgate Pirates
  • Go Pirate: un juego al estilo de Temple Run, pero con piratas que van recolectando monedas siempre que te cepilles los dientes correctamente. Una muy buena forma de motivar a que los más pequeños se laven los dientes durante los dos minutos reglamentarios.
Colgate Rabbids
  • Rabbids Smart Brush: otro juego para los usuarios infantiles, en el que tienes que conseguir que los populares conejos ganen una carrera saltando todos los obstáculos y adelantando al resto de competidores. Como con todos los otros modos, eso se consigue acertando donde y cómo cepillarse bien los dientes.

Cada modo tiene su orientación, pero implica que siempre tendrás que llevarte el móvil cada vez que quieras cepillarte los dientes. Eso puede ser una incomodidad y necesita de fuerza de voluntad para mantener el hábito, así que Colgate tiene dos formas de intentar reducir esa dependencia:

Colgate Watch
  • La primera es una aplicación para watchOS con su propio modo Coach. Además de indicarnos mediante imágenes el nivel de nuestro cepillado, también envía notificaciones de sonido cada vez que hay que cambiar de zona. Así, una vez te aprendes el "recorrido" que nos dicta la aplicación, podemos hacerlo sin ni siquiera levantar la muñeca para ver dónde hay que cepillar. Todo un acierto.
  • Si no tienes Apple Watch, siempre puedes cepillarte a lo tradicional sin aplicaciones que e indiquen nada. En ese caso será el cepillo el que te avise de cambiar de zona con pequeñas interrupciones de la vibración, algo que suelen hacer muchos otros cepillos eléctricos. Eso sí: el cepillo no mandará datos de cepillado al móvil en este caso.
Gamificacion Colgate

La aplicación gamifica el cepillado de dientes dándote puntos y logros cuando te lavas bien los dientes. Si necesitas mejorar ocurre lo que ves en la captura superior: tus datos de cepillado en color amarillo indicándote que deberías prestar más atención a la duración, frecuencia y técnica de cepillado:

Colgate Duracion
Colgate Superficie

Junto con consejos que se te dan a medida que te vas cepillando, la idea de la aplicación del Colgate Connect E1 es que mejores tus hábitos y cada vez que te laves los dientes lo hagas mejor. En algunos momentos la aplicación no atina lo suficiente al detectar dónde y cómo nos cepillamos, aunque la precisión es lo suficientemente buena como para tomarse todos estos datos con un mínimo de seriedad.

Batería: sin preocupaciones para un fin de semana

En el caso de un cepillo de dientes eléctrico, el factor batería no debería causarte demasiada preocupación. La idea es dejar cargar el Colgate Connect cargando sobre su base por inducción cada vez que no lo utilizamos, así que en tu día a día siempre lo vas a tener listo.

De todos modos, si alguna vez te vas de viaje, esa carga que puede durar 10 horas te permite poner el cepillo en tu maleta sin necesidad que te lleves el cargador, algo que abulta más y además incluye un cable. Son 10 horas y cada cepillado dura una media de dos minutos, y por las pruebas que he hecho dejando de cargar el capillo durante varias jornadas puedo decir que no deberías tener problemas llevándotelo sin cargador un fin de semana largo (el indicador de "nivel de carga media" me apareció a los tres días)

Colgate Connect E1: la opinión de Xataka

Colgate Connect Caja

Estamos ante un cepillo eléctrico con una vibración potente, con un diseño muy minimalista (desde el buen sentido de la palabra) y con una aplicación muy completa y preparada para los que tengan dispositivos de Apple. Su integración es muy buena y su instalación se hace en cuestión de segundos.

El Colgate Connect E1 es, ya concluyendo, un cepillo indicado para usuarios que tengan la sana intención de lavarse mejor sus dientes y asegurarse de que no dejan de hacerlo bien (perfecto para quien haya sufrido problemas fruto de un cepillado no óptimo y hayan recibido la "bronca" del dentista).

Su precio, teniendo en cuenta que hay alternativas bastante más caras, es razonable. Hace que piense, de hecho, en que este Colgate Connect E1 pueda ser el primer cepillo eléctrico para quien lleve toda la vida utilizando cepillos tradicionales o el primer cepillo inteligente para quien quiera dar un paso más allá.

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Amazon. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio