Los adblockers corren peligro en Chrome: el navegador de Google plantea eliminar casi todas sus opciones

Los adblockers corren peligro en Chrome: el navegador de Google plantea eliminar casi todas sus opciones

Publicidad

Los ingenieros de Google han propuesto una serie de cambios a Chromium, base del navegador Chrome y de otros como Opera (y en el futuro del sucesor de Microsoft Edge) que podría tener implicaciones notables para millones de usuarios: las extensiones que bloquean publicidad dejarían de funcionar parcial o totalmente.

Herramientas como AdBlock Plus podrían por ejemplo seguir funcionando de forma básica, pero la propuesta ha causado la crítica abierta de Raymond Hill, el desarrollador de uBlock Origin y uMatrix, que indicaba que esos cambios tirarían por la borda su trabajo de años en este ámbito haciendo sus extensiones totalmente inservibles.

Chromium podría ponérselo difícil a los adblockers

Los cambios se han detallado en el llamado "Manifest version 3", un documento que de momento es solo un borrador por aprobar y que no obstante cambia de forma radical la forma en la que este tipo de extensiones deberían trabajar.

Adblock

Hasta ahora en Chromium y todos los navegadores que se derivan de este proyecto el control que se proporcionaba al usuario se hacía mediante una API muy especial, pero como explican en The Register, en Google quieren modificar la forma en la que se gestionan esos permisos para extensiones:

  • webRequest API: permite que las extensiones del navegador como uBlock Origin intercepten peticiones de la red y las bloqueen, las modifiquen o las redirijan. Esto hace que las páginas web tarden más en cargar porque Chrome tiene que esperar a que esa extensión procese esos datos. Con esta propuesta webRequest solo permitirá leer esas peticiones, no modificarlas. En lugar de ella entrará en acción la llamada
  • declarativeNetRequest API: esta nueva API permite que Chrome decida cómo gestionar esas peticiones de la red, eliminando según la propuesta un potencial cuello de botella y proporcionando una forma alternativa de cambiar el comportamiento del navegador.

En esencia lo que hace este método es ceder el control de la privacidad a Google en lugar de hacerlo con terceras partes. Puede que Google dé más confianza en ciertos escenarios que organismos desconocidos y que pueden efectivamente representar una amenaza para el usuario, pero ocurre que en el ámbito de la publicidad Google es parte (muy) interesada, y este tipo de modificación parece plantear el fin de los adblockers tal y como los conocíamos.

Raymond Hill, desarrollador de dos adblockers (uBlock Origin y uMatrix) explicaba en The Register cómo "entiendo el objetivo de una API declarativeNetRequest y no estoy en contra de ella. Sin embargo no comprendo por qué la capacidad de bloqueo de webRequest -que ha existido durante siete años- se eliminaría. No entiendo qué se gana haciendo esto".

El problema con esa nueva forma de actuar es que estas extensiones tampoco podrían bloquear por ejemplo contenidos multimedia de cierto tamaño, deshabilitar la ejecución JavaScript o eliminar las cabeceras de las cookies que dan más datos sobre los usuarios que navegan por internet. Eso supone un perjuicio para la privacidad de los usuarios, y de momento los ingenieros de Google no han dado argumentos al respecto.

Otros usuarios han expresado sus críticas a esta propuesta de Google que en realidad se produjo en octubre pero que salta ahora a la luz. Hace tan solo unos días Google comentaba su intención de "construir una mejor World Wide Web" al trabajar en colaboración con la llamada Coalition for Better Ads que trata de mejorar la experiencia en publicidad web.

Estos cambios podrían suponer una migración de usuarios descontentos a otros navegadores como Firefox que sí sigue ofreciendo dicho tipo de extensiones. En los comentarios a esta implementación varios usuarios apuntaban a que estos cambios podrían haber estado inspirados por Apple, que hace unos meses introdujo cambios similares en Safari.

Actualización: nos hemos puesto en contacto con los responsables de Google en España y nos han ofrecido los siguientes comentarios al respecto:

Estos cambios están en proceso de diseño, tal y como se indica en el documento y en Chromium bug. Todo está sujeto a cambios por lo que compartiremos más detalles cuando estén disponibles. Background:

  • Queremos asegurarnos de que todos los casos de uso que son fundamentales son posibles con Manifest V3.
  • Ya estamos trabajando con bloqueadores de contenido conocidos para asegurarnos de que sus extensiones continuarán funcionando con los cambios.

Vía | The Register

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio