Uber pone fin a sus operaciones con coches autónomos en Arizona y despide a sus 300 conductores

Uber pone fin a sus operaciones con coches autónomos en Arizona y despide a sus 300 conductores

Publicidad

Se han cumplido dos meses desde que uno de los coches autónomos de Uber atropellara y matara a una mujer de 49 años en Tempe, Arizona, convirtiéndose en la primera muerte registrada por un vehículo de conducción autónoma. Desde entonces, hemos visto todo tipo de reacciones, como el vídeo del coche, y prohibiciones por parte del gobierno de Arizona, pero ahora es la misma Uber quien ha decidido retirarse del estado y cerrar sus pruebas en este estado.

Tras saber que el coche de Uber sí habría detectado al peatón, parece que la compañía no piensa esperar los resultados de la investigación. Hoy Uber ha enviado un correo a todos los empleados donde dan a conocer la decisión de poner fin a las pruebas con coches autónomos en Arizona, lo que también implica el despido de los 300 conductores que trabajaban diariamente en el proyecto.

Aún piensan seguir operando en San Francisco y Pittsburgh

Uber inició sus pruebas con coches autónomos en Arizona en 2016. Después del accidente, el gobierno del estado suspendió la licencia a Uber para seguir probando su tecnología en la calles, por lo que Uber decidió parar todas las pruebas en el resto de los estados mientras se llevaba a cabo la investigación. Hoy sabemos, que al menos por el momento, Uber no reanudará operaciones en Arizona.

El accidente aún sigue siendo investigado tanto por el departamento de policía de Tempe como por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), quienes han ido publicando detalles, entre ellos el vídeo del accidente, adelantando que en las próximas semanas publicarán el informe preliminar para posteriormente dar a conocer el reporte detallado donde se darán a conocer las posibles sanciones y se determinarán responsabilidades.

Uber Volvo Autonomo

Uber se ha mostrado optimista a pesar de que los pronósticos no están a su favor. Después de la que la compañía logró llegar a un arreglo con la familia de la víctima, hace unos días salieron a afirmar que reanudarán sus pruebas con coches autónomos "en los próximos meses", esto sin siquiera tener los resultados preliminares de la investigación.

Hasta este momento, la información apunta a que Uber configuró el umbral del coche al mínimo, lo que habría provocado que los sensores detectarán al peatón pero al final el sistema "decidió" no hacer nada al identificarlo como un falso-positivo. Esto sería un fallo de software y no de hardware como se había dicho en un inicio.

Asimismo, se dio a conocer que hace unos meses Uber redujo la cantidad de sensores LIDAR a uno por coche, y además, también habían pasado de tener dos conductores de seguridad a uno solo. Detalles que habrían contribuido al accidente fatal.

Lo que es una realidad es que Uber se enfrenta a un escenario complicado, donde los rumores apuntan a que podría perder la licencia de prueba no sólo en Arizona de forma definitiva, sino en todo Estados Unidos.

Más acerca del accidente fatal de Uber

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio