Bill Gates pide más energía nuclear: "es la ideal para luchar contra el cambio climático"

Bill Gates pide más energía nuclear: "es la ideal para luchar contra el cambio climático"

Publicidad

Bill Gates despidió el año 2018 publicando en su blog un artículo titulado "Qué he aprendido este año". En el mismo, junto a varios temas relacionados con la lucha contra enfermedades, dedicaba una sección a la política energética.

Y en la misma sorprendió a algunos con su posicionamiento claro en favor de la energía nuclear. Gates empieza recordando el aumento de la emisión de gases de efecto invernadero durante 2018 y la necesidad de realizar avances en materia de energía limpias

"Las emisiones globales de gases de efecto invernadero aumentaron en 2018. Para mí, eso solo refuerza el hecho de que la única forma de prevenir los peores escenarios de cambio climático es obtener algunos avances en energía limpia".

"Algunas personas piensan que reducir el costo de las energías renovables como la energía solar y eólica resuelve el problema. [...] Pero son fuentes de energía intermitentes, y es poco probable que tengamos baterías súper baratas en el corto plazo que nos permitan almacenar suficiente energía para cuando el sol no brille o el viento no sople".

"El próximo año hablaré acerca de la necesidad de los Estados Unidos de recuperar su papel líder en la investigación de energía nuclear".

Gates reivindica la nuclear como energía limpia

Y es que Gates opina que la energía nuclear es "la ideal para luchar contra el cambio climático, ya que es la única fuente de energía escalable y libre de carbono que está disponible las 24 horas del día". El fracaso ecológico de Alemania, cuyas políticas verdes no han hecho sino aumentar la emisión de CO2 está en la mente de muchos, sin duda.

¿Y el lado negativo? ¿El peligro de sufrir nuevos accidentes como los de Chernóbil o Fukushima? Para Gates, la solución está en la innovación. Y de hecho, opina que el potencial empresarial y científico de su país lo sitúa favorablemente a la hora de hacer frente a ese obstáculo.

"Desafortunadamente, Estados Unidos ya no es el líder mundial en energía nuclear que hace 50 años. Para recuperar esta posición, deberá comprometer nuevos fondos, actualizar las regulaciones y mostrar a los inversores que va en serio".

El fundador de Microsoft recuerda que existen "varias ideas prometedoras en materia de energía nuclear avanzada que deberían explorarse si superamos estos obstáculos", como las que pone sobre la mesa TerraPower, la compañía que él mismo fundó hace una década.

Bill Gates

La guerra comercial entre EE.UU y China impedirá que Gates ponga en marcha su gran proyecto nuclear

La propuesta de TerraPower es el "reactor de onda viajera", un modelo aún teórico (su construcción está presupuestada en 5.000 millones de dólares) que se distingue por ser capaz de operar durante años sin necesidad de reabastecerse, pues funcionaría generando y consumiendo constantemente sus propios residuos.

Según Gates, esta tecnología "es segura, produce muy pocos residuos y evita la proliferación". Esta última característica deriva del hecho de utilizar como combustible principal un tipo de uranio que hasta ahora se venía usando de manera minoritaria (el uranio-238), distinto del que se usa en las armas nucleares, uranio-235.

Sin embargo, la a priori prometedora propuesta de Gates ha chocado de frente con la política y su proyecto piloto se ha ido al traste en unos meses, dejando por ahora el futuro de la compañía en tierra de nadie.

TerraPower había firmado en 2015 un acuerdo con el gobierno chino para construir allí una pequeña planta que sirviera como demostración de esta tecnología, una vez se finalizara en 2022. En 2017, Gates llegó a pronunciar un discurso en la Univ. de Pekín en el que afirmó que estaba desarrollando una energía nuclear "mucho más segura y barata" que la actual.

Pero, a finales de 2018, y en medio de la guerra comercial EE.UU-China, el secretario de Energía estadounidense acusó a China de querer obtener tecnología estadounidense para uso nuclear al margen de los acuerdos entre ambos países.

"No se pueden ignorar las implicaciones de esto para la seguridad nacional", explicó el secretario Perry antes de anunciar el fin de los permisos para empresas estadounidenses para colaborar con el gobierno chino en materia nuclear.

Y la opción de que Gates traslade a su país natal este proyecto no es factible mientras no se solventen los problemas legales y de financiación que denuncia. "Espero persuadir a los líderes estadounidenses para que se sumen al barco [de las tecnologías nucleares avanzadas]", concluye Gates. Todo un toque de atención a Donald Trump.

Imágenes | Rodrigo Gómez Sanz (vía Flickr) & Kuhlmann /MSC (vía Wikipedia)

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio