Este es el momento en el que uno de los propulsores del cohete Long March 3B cae y explota en una ciudad china

Este es el momento en el que uno de los propulsores del cohete Long March 3B cae y explota en una ciudad china

Publicidad

Vivir cerca de una plataforma de despegue para cohetes no debe ser una de las mejores experiencias de vida, no sólo por los altos niveles de ruido que hay en la zona sino también por los riesgos que esto representa. Hoy uno de esos lanzamientos provocó un accidente que por fortuna no reporta hasta el momento víctimas mortales.

Este viernes despegó un cohete Long March 3B desde el Centro de Lanzamiento de Satélites Xichang, China. Esta plataforma, a diferencia de las que existen en el resto del mundo, se encuentra en una zona a cientos de kilómetros de la costa china, lo que eleva los niveles de riesgo ante la posible caída de objetos sobre las zonas urbanas, como esta ocasión que no fue un simple objeto, sino uno de los propulsores del cohete.

Hasta el momento no hay víctimas mortales

El Long March 3B, que es impulsado por cuatro propulsores, tenía la misión de poner dos satélites en órbita. La misión se llevó a cabo sin problemas salvo el detalle de que uno de los propulsores cayó y explotó dentro de una pequeña ciudad en el suroeste de China.

Algunos habitantes de la ciudad de Xiangdu lograron captar el momento de la caída del propulsor, mientras que otros se acercaron a la zona de impacto para ver si había daños en casas o personas.

Como mencionaba, por fortuna no hay muertos ni heridos, tampoco daños de consideraciones en las viviendas de la zona, ya que sorpresivamente el propulsor no tocó ninguno de los edificios que existen en la región.

La mala noticia es que este propulsor usa hidracina, un combustible tóxico que puede afectar de gravedad a las personas que lo inhalen o lo toquen, provocando severas quemaduras e infecciones en la piel. Las primeras investigaciones mencionan que el booster ya no tenía hidracina al momento del impacto, sin embargo los remanentes aún representan un riesgo para aquellos que estuvieron en la zona e inhalaron el humo del incendio.

Lo preocupante de esto es que no se trata del primer accidente relacionado con un Long March 3B, ya que en 1996 uno de los cohetes despegó del mismo sitio y a los pocos segundos desvió el rumbo para impactarse en uno de los pueblos cercanos. Este accidente destruyó docenas de casas, ocasionó la muerte de seis personas e hirió a otras 57.

Desde algunos años, China mencionó que ya estaba trabajando en nuevas versiones 5, 6 y 7 de sus Long March, los cuales usarán combustibles menos tóxicos, además de que buscan empezar a programar lanzamientos desde el centro espacial Wenchang en la isla de Hainan, en el mar del sur de China, lo que disminuiría notablemente los riesgos de accidentes.

En Xataka | Espectaculares explosiones y fallos de SpaceX reunidos en un solo vídeo editado por el mismo Elon Musk

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio