Los cigarrillos electrónicos no son la panacea: esto es lo que los científicos están encontrando en varios de ellos

Los cigarrillos electrónicos no son la panacea: esto es lo que los científicos están encontrando en varios de ellos

Publicidad

El cigarrillo electrónico ha irrumpido en el mercado como una alternativa supuestamente menos perjudicial a los cigarros convencionales, aunque eso no quiere decir que esté exenta de riesgos. Ya hace tiempo que viene poniéndose la lupa sobre sus cantidades de nicotina y la toxicidad de algunos de sus compuestos, y ahora un nuevo estudio vuelve a apuntar en esta última dirección.

Lo han realizado en la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard. En él, tras analizar hasta un total de 51 cigarrillos electrónicos de sabores y líquidos de relleno, se han encontrado con que el 75% de ellos contiene una sustancia llamada diacetilo. Se trata de un compuesto químico que ha sido relacionado directamente con la bronquiolitis obliterante.

Cuando esta sustancia es absorbida durante un largo periodo de tiempo, puede llegar a obstruir los bronquiolos reduciendo el flujo de aire que llega a los pulmones. Se trata de una enfermedad que viene dándose desde hace algo más de una década en los trabajadores que trabajan que inhalan constantemente el saborizante de mantequilla artificial en las instalaciones que procesan palomitas, razón por la que se la conoce como pulmón de palomitas de maíz.

Lamentablemente este estudio no termina de ser lo suficientemente concluyente, ya que ante la imposibilidad de analizar las 7.000 variedades de cigarrillos electrónicos y líquidos de relleno, los investigadores se ha limitado a seleccionar 51 de ellos. Estos pertenecen a 9 marcas diferentes, y han sido seleccionados según su potencial atractivo para los jóvenes.

Los estudios sobre los cigarrillos electrónicos

16161316908 Ef962e78c4 O

No es la primera vez que se realizan estudios sobre los cigarrillos electrónicos, y desde luego que tampoco será la última. Los resultados han sido de todos los tipos, y con ellos se ha advertido desde de la gran cantidad de nicotina que se puede vapear hasta los posibles riesgos para las embarazadas. Lamentablemente, como ya dijimos, una vez más la mayoría de ellos han tenido resultados bastante contradictorios.

El pasado agosto se publicó otro estudio que apuntaba justo a la dirección opuesta. En él se concluía que los cigarrillos electrónicos son un 95% menos dañinos que los de tabaco, y que podrían llegar a salvarse cerca de 75.000 vidas cada año si los ocho millones de fumadores británicos se pasasen al cigarrillo electrónico.

También se ha apuntado a otros riesgos más allá de los de la salud. Por ejemplo, a finales del año pasado se avisaba de que muchos de los dispositivos que se venden sin control en diferentes páginas web podrían venir acompañados de un malware capaz de infectar nuestro ordenador al enchufarlos para cargarlos.

Vía | Science Alert
Imagen | Vaping360
En Xataka | El cigarrillo electrónico es un 95% menos dañino que el de tabaco, según la agencia de salud inglesa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio