BlackBerry Q10, análisis

BlackBerry Q10, análisis

Publicidad

Cuando pensamos en un terminal de BlackBerry, resulta difícil pensar en algo que no tenga teclado físico. Ha sido la seña de identidad de la compañía canadiense durante años y en esta nueva generación fundada en BlackBerry 10 no podía faltar.

Tras analizar el Z10, un terminal que venía a hacer competencia al concepto más convencional de smartphone, nos toca analizar un terminal que también se presentó en enero pero llegó un poco más tarde: BlackBerry Q10. Pasado y presente refundados en un terminal muy interesante.

BlackBerry Q10, especificaciones modestas pero poderosas

Mientras los grandes fabricantes luchan por tener más núcleos y procesadores más rápido, BlackBerry ha apostado por unas especificaciones más modestas para un sistema operativo optimizado para sacarle un rendimiento muy alto. Antes de empezar, hagamos un repaso de los componentes de este terminal.

BlackBerry Q10
Procesador 1.5 GHz Krait doble núcleo
GPU Adreno 225
Memoria RAM 2GB
Pantalla Super AMOLED 3,1 pulgadas 16m colores
Resolución 720 x 720 pixels (328 ppp)
Cámara 8 megapíxeles, 3264 x 2448 pixels (o 2448x2448 en 1:1)
Batería 2.100 mAh
Almacenamiento 16 GB ampliables con ranura SD de hasta 64 GB.
Dimensiones 119.6x66.8x10.4 mm
Peso 139 g

Diseño

Cuando vemos la BlackBerry Q10 por primera vez es fácil ver que los canadienses han cogido muchos de los elementos que han definido a sus smartphones con teclado. Un tamaño correcto con una proporción con el peso equilibrada: ni ligero ni pesado.

BlackBerry Q10

Sobrio por fuera, la construcción del terminal es bastante sólida y aunque tiene batería extraíble, la sensación que transmite es bastante robusta en el diseño y en los materiales empleados. En los días que lo hemos estado probando no ha sufrido accidentes pero parece duro, aunque sin llegar a los niveles de terminales de nicho con carcasas rugerizadas.

Si lo comparamos con el Z10, la sensación que da es que BlackBerry ha mimado más al modelo con teclado. De hecho, en la tapa han usado un tratamiento especial de vidrio para crear una pieza resistente que además es atractiva a los ojos y agradable al tacto.

BlackBerry Q10

Quizá en su sobriedad y todo elegante, algunos pueden ver en él un terminal aburrido sin ningún elemento diferencial que le dé carisma. Aquí ya entramos en una cuestión más subjetiva y si lo comparamos con otros modelos no luce tanto pero en este apartado, su construcción es excelente.

Teclado

El teclado de BlackBerry bien se merece un apartado para él solo y no estar junto a otros elementos del diseño externo del terminal. La experiencia BlackBerry pasa por aquí y durante años han tenido algunos de los mejores teclados físicos integrados en smartphones.

BlackBerry Q10

Estar a la altura no parecía un gran reto. Al fin de cuentas, cada vez hay menos fabricantes que incluyen teclados físicos en sus smartphones y apuestan por incrementar el tamaño de la pantalla para darle protagonismo a los teclados virtuales que, si bien cada vez son más precisos, no alcanzan la experiencia de teclear botones.

Manteniendo el mismo diseño con la barra separadora gris, que además se mantiene en el teclado virtual de la Z10, nos encontramos con un teclado pequeño que se ajusta perfectamente a cualquier tipo de manos. Servidor, que no tiene las manos pequeñas pero tampoco es un oso, no ha tenido problemas en dejar de lado SwiftKey y compañía para volver a teclear.

La curva de aprendizaje es muy suave y rápido nos haremos con él. Si ya venimos de terminales como Bold o Curve será mucho más sencillo ya que se mantienen muchos atajos y la misma distribución. Un punto a favor del teclado físico: que se pueden usar muchos accesos directos que en el Z10 no se puede.

BlackBerry Q10

BlackBerry ha cumplido con sobresaliente y el teclado vuelve a estar entre los mejores. La respuesta es excelente, aunque nos hemos quedado con las ganas de ver la resistencia de las teclas al paso del tiempo pero en este tiempo que hemos estado probando el móvil se ha portado perfectamente.

Pantalla

Poner teclado físico, y no ocultarlo tras un sistema de guías, supone sacrificar un poco de pantalla para no acabar con un terminal de proporciones monstruosas. Por eso, en este caso nos encontramos con una pantalla cuadrada de 3,1 pulgadas y una resolución de 720x720 píxeles.

Con un panel Super AMOLED, la proporción tamaño y resolución es bastante buena aunque si venimos de un terminal, como era mi caso, de cinco pulgadas con resolución Full HD el salto es difícil. Es nítida pero no es la mejor y el nivel de brillo en condiciones de mucha luz ambiente podría mejorarse.

BlackBerry Q10

Quitando eso, la gestión de los colores es buena y la tendencia al azul no se nota mucho. El ángulo de visión es casi completo y a la hora de leer y ver imágenes cumple bien, para ver vídeos nos sacará del apuro pero aquí el smartphone de pantalla panorámica sale ganando.

Aunque esto no es un problema, si no vamos a usar mucho los contenidos multimedia, el problema con la pantalla viene con su tamaño y algunos gestos de BlackBerry 10. Por ejemplo, cuando encendemos la pantalla deslizando el dedo hacia arriba y sólo queremos ver una notificación no tenemos espacio suficiente.

En el Z10, por la diferencia de tamaño y la distribución de las notificaciones, esto no ocurre pero en la Q10 al principio hay que ser un poco cuidadoso. Además, el espacio entre la línea de teclas y la pantalla es algo estrecho por lo que a veces puede que no hagamos el gesto bien.

Si lo comparamos con otros smartphones con pantalla cuadrada y con teclado, BlackBerry se posiciona como uno de los mejores pero si lo medimos con otros modelos de gama alta no es el que mejor parado sale. Hay que ser conscientes de que se trata de sólo 3,1 pulgadas y quizá algo más de resolución no le habría venido un poco mal.

Rendimiento y sistema operativo

La renovación de BlackBerry, para sobrevivir en un mercado cada vez más complicado y competitivo, pasa por su nuevo sistema operativo. Ya os lo enseñamos en vídeo y en esta versión, con la pantalla un poco más pequeña, hay diferencias entre un dispositivo y otro pero son matices.

BlackBerry Q10

La fluidez sigue siendo la misma y aunque no comparten las mismas especificaciones el Z10 y el Q10, a nivel de rendimiento están al mismo nivel. BlackBerry 10 corre de forma muy fluida y en este tiempo no hemos sufrido ningún problema con las aplicaciones ni el sistema operativo.

BlackBerry Hub sigue siendo igual de útil aunque al tenemos menos tamaño de pantalla nos toca hacer más scroll. La organización sigue siendo perfecta y la combinación de teclado físico y táctil hacen que usar el smartphone sea algo muy ágil.

Hasta aquí todo bien. Empezamos a configurar nuestras cuentas, vemos todas nuestras notificaciones push bien ordenadas pero es entrar a BlackBerry World y empiezan a surgir los sudores fríos. Aunque Thorsten, máximo responsable de la canadiense, asegura que hay más de 160.000 aplicaciones, la realidad es algo diferente.

En cantidad las habrá, si él lo dice así será, pero la calidad y la variedad anda lejos de ser la esperada. Este problema no es nuevo y es que las carencias que tiene son bastante grandes. En mi uso del día a día he tenido que renunciar a muchas opciones como Pocket, Buffer o un lector de RSS decente.

Este es el principal escollo de la Q10 y por extensión de todo el ecosistema BlackBerry 10. El sistema operativo es excelente y la experiencia que da es una de las mejores que hay ahora mismo. No es tan flexible como Android, ni tan bonito como iOS pero tiene muchísima potencia.

O habría que matizar y decir potencial, porque a falta de aplicaciones la sensación que da es bastante amarga. Todavía hay mucho camino que recorrer y soluciones como convertir los apk de Android en bar de BlackBerry saben a poco. Necesitan darle un empujón a este apartado.

Autonomía

Al contrario que el Z10, aquí el Q10 sale ganando y añade 2.100 mAh a la batería. 300 mAh de diferencia que se hacen muy jugosos si tenemos en cuenta que el Z10 tenía algún que otro problema a veces para llegar al final del día. Aquí el modelo con teclado da muy buenos resultados.

Los motivos son obvios: más capacidad, pantalla más pequeña, un uso menos exigente (no vamos a ver tantas fotos y vídeos en él por el tamaño) que se traduce en llegar al final del día con suficiente batería.

Eso sí, si le damos un uso bastante intenso, o tenemos problemas para coger red y por tanto más consumo en las antenas, es posible que no aguante todo el día. Sólo en un día se nos ha quedado cortos, en el resto nos ha sobrado bastante batería.

Cámara

Finalizamos nuestro apartado con la cámara de fotos. En la Z10 pudimos comprobar que este no era su fuerte y la Q10 no es una excepción. En condiciones con mucha luz ambiente nos dará unos resultados excelentes: colores muy vivos, buena definición…

BlackBerry Q10

Sin embargo, en cuanto estamos en interiores o de noche la sensación cambia completamente. El sistema de enfoque es algo lento y en comparación con otro modelos la aplicación para tomar fotos es bastante limitada. Eso sí, la opción de cambiar las caras para obtener la mejor fotos es realmente buena.

BlackBerry todavía tiene que mejorar este aspecto y teniendo en cuenta que hay componentes de mucha calidad de otros fabricantes, esperamos que tomen nota y que en los próximos terminales incluyan cámaras a la altura de otros smartphones de gama alta.

Foto BlackBerry Q10

Posiblemente la mejor BlackBerry hasta la fecha, la opinión de Xataka

Resulta ambicioso afirmar algo así pero lo cierto es que los canadienses han logrado forjar un terminal que supera de largo a todo lo que habían hecho hasta la fecha. Por un lado vuelven a integrar un teclado físico que simple y llanamente no tiene competencia ahora mismo.

Por otro, aprovechan toda la potencia de una pantalla táctil, algo que en buena parte está justificado por el salto cualitativo que han dado con el sistema operativo. La construcción es mucho más robusta que en el Z10 y además tiene mejor autonomía que este modelo, bastante más de hecho.

Sin embargo, a pesar de que roza un nivel altísimo en muchos aspectos, tiene un par de detalles que hacen que nos planteemos su compra. Por un lado la cámara, teniendo en cuenta que a estas alturas hasta los gama media cuentan con un buen sensor, resulta inexplicable que BlackBerry ofrezca un nivel que simplemente satisface la necesidad más básica.

Por otro, las aplicaciones. Hay 160.000 aplicaciones en BlackBerry World pero las carencias que tiene todavía son muy significantes. Si sólo vamos a consultar las redes sociales, escribir y leer correos y alguna app que usemos regularmente tendremos suficiente, pero si queremos más de momento está complicado.

Estos dos puntos empañan un gran trabajo de BlackBerry pero al menos el segundo es mejorable, dentro del propio terminal, a medio y largo plazo. Es un smartphone muy interesante, y sin duda recomendable para quienes les gusten los modelos con teclados. Eso sí, la relación calidad precio todavía sigue siendo un poco cara, los 600 euros en libre echan un poco para atrás.

La nota del Blackberry Q10 en Xataka

7.5

Diseño8
Pantalla 7
Rendimiento8
Cámara6.5
Software7.5
Autonomía8

A favor

  • El mejor teclado físico en un smartphone
  • Buena autonomía
  • Gran aprovechamiento del teclado y la pantalla táctil

En contra

  • Relación calidad-precio un poco elevada
  • Cámara muy justa de calidad
  • La falta de aplicaciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio