Intel y su "ordenador en una tarjeta" quieren conseguir que los portátiles sean un accesorio

Intel y su "ordenador en una tarjeta" quieren conseguir que los portátiles sean un accesorio

Publicidad

Los ordenadores tienen que seguir evolucionando, es inevitable que su factor de forma convencional vaya desapareciendo - lo comprobamos en la ventas -, dejando espacio a los dispositivos móviles y conceptos que se transforman, algunos, con ciertas dosis de modularidad. Hay varios proyectos hoy en día que debemos seguir, como el caso de Superbook, o el que nos ocupa, NexDock.

Es algo más reciente de lo que parece, vemos que sistemas operativos como Windows 10 o Android propician que los ingenieros puedan meter el hardware en todo tipo de gadgets, consiguiendo que el trabajo de diseño sea más flexible. En el caso del sistema de Microsoft, incluso nos encontramos versiones completas, con las que podemos hacer cualquier cosa que haríamos en el escritorio.

NexDock es un accesorio, pero realmente es un ordenador portátil al que le falta el cerebro. Bueno, le sobran cerebros ya que ha sido ideado para que le podamos conectar un móvil, otro ordenador, una tablet, o una placa Raspberry Pi. En unos casos hará de pantalla, principal, en otros de secundaria, pero siempre ofreciendo el control cómodo de un ordenador portátil: teclado y trackpad.

Nexdock W10

Aprovechando el interés por los equipos 2 en 1, NexDock separa el teclado de la pantalla para tener la posibilidad de ser únicamente una tablet

Intel Compute Card entra en escena

La Intel Compute Card es realmente pequeña para sus posibilidades: 94,5x55x5 milímetros.

Lo nuevo que tienen que ofrecernos es una versión del NexDock a la que le podemos introducir un Compute Card, lo último en desarrollos mínimos de Intel.

Para el que no conozca el dispositivo decir que se trata de todo un equipo x86 miniaturizado para caber en el tamaño de una tarjeta de crédito. Intel se lo llevó al CES 2017 como una gran promesa, pero estábamos esperando a conocer algún fabricante que se atreviera a utilizarlo.

Nexdock Kickstand

Es una realidad que a Intel se le pasó de largo el negocio de los teléfonos móviles, por esto no quita ojo de todo tipo de gadgets que florecen, para gestar el hardware que les va a dar vida. En los últimos meses hemos visto soluciones importantes para el Internet de las Cosas, también en hacer más pequeñas - y económicas - sus arquitecturas habituales.

Como podéis comprobar en las imágenes, el “ordenador tarjeta” se introduce por un lateral del NexDock, sin cables de por medio, y es que la Compute Card de Intel presume de contar con un sistema de conexión especial llamado USB-C plus extension: por ahí van los datos y la alimentación.

En un grosor de solo 5 milímetros, que es el tamaño más delgado que haya podido tener un PC con Windows, tenemos un procesador, una unidad de procesado gráfico, memoria RAM, almacenamiento, y la circuitería necesaria para realizar conectividad inalámbrica.

Meet Nexdock

Principalmente es una pantalla para todos aquellos dispositivos que la necesiten, unos integrados, otros vía cable

En el lado derecho del NexDock tendremos la ranura para la tarjeta de Intel, pero al otro tendremos un sistema modular que propone diferentes perfiles y posibilidades de uso, con batería adicional, nuevos puertos, o mejor hardware. Obviamente se sigue manteniendo el soporte de sistemas como Raspberry, Android, Windows con Continuum, o Maru OS.

¿Cuándo sale a la venta? Mejor deberíamos preguntarnos cuándo vamos a ver el producto real terminado, que por ahora solo hay recreaciones. Sus desarrolladores aseguran que hay que esperar a mediados de año para ver nacer a las Intel Compute Card, y ellos llegarán poco después al mercado.

Nexdock Modules 1

Más información | NexDock En Xataka | No quiero esperar al Superbook, ¿cómo puedo usar mi móvil como ordenador?

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio