Patentes terribles que podrían convertir los viajes en avión del futuro en un infierno

Patentes terribles que podrían convertir los viajes en avión del futuro en un infierno

Publicidad

La aviación comercial y su modelo de negocio han vivido una evolución muy grande desde que los primeros vuelos estuvieran disponibles al público. De ser un privilegio para unos pocos a ser un medio de transporte accesible para la mayoría de la población. En ese intento por democratizar la posibilidad de viajar, los fabricantes y aerolíneas piensan en nuevos métodos para rentabilizar cada vuelo con formas de introducir más asientos.

Viajo lo suficiente -en kilómetros y veces- en avión al año para que cada vez que veo una noticia de patentes se me pongan los pelos de punta. Las aerolíneas en su continuo esfuerzo por ajustar los gastos (el famoso coste por asiento disponible/milla) han traído algunas ideas muy atrevidas y absurdas. Por fortuna solo una de las que hoy os traemos es real pero quién sabe qué nos depara el futuro.

11 asientos por fila, será real en los próximos años

A380 Budget Economy Class V2 932x404

En 2015 Airbus no logró vender ni un solo A380. El avión comercial de mayor capacidad no terminó de convencer mientras que el Boeing 777 y el A350 atraían el interés de las aerolíneas por su menor consumo de combustible. Eso hizo que un año después el fabricante de aviones decidiese coger el A380 y darle una vuelta para mejorar el CASM. Su solución fue crear filas de 11 pasajeros.

11 asientos en una distribución de 3 X 5 X 3, es decir: un 45% de probabilidades de acabar en el medio. Para conseguirlo Airbus propone que cada pasajero tenga 45,72 centímetros (18 pulgadas) de ancho en su asiento. Un tamaño estrecho pero superior al de otras aerolíneas low cost. Se espera que los primeros vuelos que tengan esta distribución de filas estén operativos en muy poco tiempo.

Adiós al asiento, hola sillín de bici para aviones

650 1200 3

Airbus tiene muchas ideas para meter más pasajeros en cada vuelo y la que acabamos de ver es la más realista de todas de ellas. Los asientos de la imagen que tenéis justo arriba casi son verticales, una patente reciente daba a entender que el fabricante de aviones tenía en mente asientos más estrechos como si fuera el de una bicicleta por ejemplo.

Esta butaca plegable ofrece muy poca sujeción a la espalda y el cuello pero al menos tiene reposabrazos para que no nos peguemos por ese espacio con la persona de al lado. Un sistema muy claustrofóbico que de momento es solo una patente. Seguro que ahorran mucho espacio y peso pero no parece nada cómodo. A día de hoy Airbus ha confirmado que estos asientos serán una realidad, y podremos ver los primeros A320 con ellos en países como Colombia.

Asientos en literas para aprovechar el espacio

650 1200 20

Otro concepto de Airbus es ponernos uno encima de otro como si fuera una especie de litera. Los pasajeros de la fila superior estarán más cerca del techo y los de abajo tendrán que ver los pies de la persona que llevan encima. El modelo que proponen además da a entender que las personas se pueden tumbar completamente, algo que para vuelos largos es de agradecer a pesar de la sensación de claustrofobia que produce.

Según explica Airbus, el modelo sería viable ya que el espacio vertical del avión se podría aprovechar más e introducir esa segunda fila cambiando la distribución de las filas. No parece incómodo pero sí que produce la sensación de ir como sardinas dentro de la cabina. De momento no hay planes de construir un avión con este diseño.

El F117 hecho avión comercial

Patente F117

El F 117 (conocido popularmente como avión fantasma) podría ver en el futuro cómo su diseño se adapta a los aviones comerciales. Airbus tiene la patente y en ella nos propone una distribución circular que según explican tendría más espacio para pasajeros y además tendría mayor resistencia a las cargas inducidas por la presurización de la cabina.

De las propuestas que hemos visto no parece de las más descabelladas pero no es un modelo de asientos recomendable para toda aquella gente que se marea cuando se sienta en contra de la dirección a la que se mueve. Además en este caso lo que ellos proponen es crear un tipo de avión muy diferente al que se usa a día de hoy en las rutas comerciales. Si se lleva adelante algún día, vamos a tardar en verlo.

¿Pasajeros de pie? Varias aerolíneas se lo plantean

Spring

Para meter más personas en los vuelos seguro que os acordáis de cuando en RyanAir dijeron de hacer trayectos sin asientos donde todos los pasajeros fueran de pie. Los irlandeses no han sido los únicos que han pensado en esta posibilidad.

En China se plantearon hace varios años la posibilidad de hacer vuelos de este tipo para trayectos cortos. La idea no cuajó, por fortuna, pero no tanto por la falta de interés de las aerolíneas sino por motivos de seguridad y comodidad. Tiempo al tiempo.

Distribución hexagonal: el infierno está a 10.000 metros de altura

650 1200 21

Si hay una patente de asientos de aviones espeluznantes esa es sin duda la de Zodiac. Un diseño hexagonal para poner todavía más asientos en cada fila. ¿Eres de los que cuando viaja prefiere pasar de todo el mundo? Sentimos decirte que con este sistema no sería posible.

Además de aguantar las peleas con los de al lado por el reposabrazos o el compañero que no para de moverse en el vuelo ahora además tendremos que lidiar con un problema nuevo que seguro os encantará. En vez de ver una pantalla o la parte trasera de la fila de asientos frontal tendremos a otra persona delante. Muy divertido e ideal para socializar con gente nueva.

¿Una cabezadita? Con este asiento es posible

Asiento

Para dormir en el avión hay muchos accesorios como almohadas o cojines tan extraños como este que parece sacado de la Teletienda. Una patente nos invita a que nos dejemos estos complementos en casa para que apoyemos la cara en una superficie que sostendrá nuestro cuerpo.

Según este diseño, podemos sacar una plataforma que se podrá levantar y tumbarnos sobre ella. Unos huecos en los ojos, la nariz y la boca nos eliminarán la sensación de asfixia. No parece la propuesta más cómoda pero es bastante curiosa.

Realidad Virtual para evadirnos a otro mundo

Screen Shot 2014 09 16 At 10 51 03 Am

Por último tenemos un proyecto de futuro: Realidad Virtual. Para las personas que lo pasan mal en los vuelos o que simplemente no quieren interactuar con el anticuado sistema de entretenimiento a bordo que tienen delante (cuando lo hay) esta patente nos propone ponernos un casco y empezar a ver imágenes inmersivas que nos ayuden a olvidarnos que estamos en un avión.

Por lo costoso que sería implementarlo a día de hoy, suena a un proyecto muy de futuro u orientado a pasajeros de primera clase. Es una idea bastante curiosa y podría ser útil para la gente que tiene miedo a volar. Mientras llega, si lo consigue, nos quedamos con la Realidad Virtual en tierra aunque siempre nos podemos llevar un casco al avión pero no os pongáis a ver porno con él.

Cabinas desmontables y modulares para ganar tiempo

Aviones Modulares

Otra de las posibilidades que están planteándose algunas aerolíneas es la de montarnos en los aviones dentro de cabinas modulares como si fueran latas de sardinas. Se trata de otra de las patentes de Airbus, y son cabinas que se pueden montar y desmontar del fuselaje para ahorrar tiempo a la hora de embarcar.

A finales del 2016 Airbus dio un paso más en esta dirección con otra patente para crear cabinas modulares. Por ejemplo, una sección podría tener asientos para clase turista, otra sección contaría con dormitorios o salas de primera clase con televisores de gran tamaño, e incluso podríamos tener secciones para un bar, spa, gimnasio o guardería para pequeños, vamos, las posibilidades son enormes.

Una cabina llena de LEDs: discoteca anti jetlag

Leds Antijetlag

El jet lag es considerada una condición psicológica que aparece cuando se viaja a través de diferentes zonas horarias, y en 2016 Airbus empezó a entregar unos aviones muy especiales con un nuevo sistema para combatirlos. Incorporan lo que la compañía ha llamado Airspace, un avanzado sistema basado en cuatro claves: confort, ambiente, servicio y diseño.

Entre otras cosas, este Airspace incorpora un sistema "inteligente" de luces LED conectado en todo momento a la longitud del vuelo, la hora de la ciudad de partida y la de llegada, con esto se puede cambiar la temperatura del color e imitar los cambios naturales de la luz del sol. Parece que convierten el interior del avión en una discoteca, pero aseguran que evita los cambios biológicos que provoca el jet lag.

Pantallas gigantes para dejarse los ojos

Pantallas

Desde Thales nos muestran un prototipo con un nuevo sistema de entretenimiento en vuelo que básicamente consiste en pantallas táctiles de 21,3 pulgadas situadas en la parte posterior de cada asiento. La adopción de pantallas en todas partes ha llevado a esta empresa a mostrar su prototipo Digital Sky, para ver películas y series en formato grande.

Sin embargo no queremos pensar cómo puede ser un vuelo de ocho horas con una pantalla enfrente tan grande y tan cerca. Además del brillo que nos deslumbraría. Sinceramente, creemos que llevar el portátil personal sería mucho más cómodo y hasta ocuparía menos.

Un poco más de ruido, por favor

Turbinas

En 2016 se le otorgó a Airbus otra patente para un "sistema multi motor de mejoras en la transmisión de energía". Con él se montan las turbinas en cuerpo del avión en lugar de tenerlas debajo de las alas, algo que provocaría que algunas zonas de la cabina no tengan ventanillas.

Pero eso no sería lo peor, ya que los "agraciados" a los que les tocase la zona donde están estas turbinas también "disfrutarían" de un mayor ruido y vibraciones, de los cuales tampoco se libraría el resto de la cabina. El sistema permitiría que las aerolíneas ahorren dinero aprovechando mejor la energía y el combustible... y las consecuencias las sufriríamos los de siempre.

¿Veremos algún día estás patentes en un avión?

Cada vez que sale una patente relacionadas con el rediseño de la cabina de los aviones la reacción más sencilla es escandalizarse con las ideas que tienen los fabricantes y las aerolíneas para poner más pasajeros en la misma cantidad de espacio.

Es cierto que el ancho de los asientos se ha reducido con los años y que las compañías aprovechan más el espacio en bodega para cargar los aviones y así amortizar todo lo posible cada viaje. Sí, todas estas ideas que hemos visto van orientadas a la optimización del espacio pero recordemos que registrar una patente no es sinónimo de que eso se vaya a llevar a cabo.

Con ellas se busca proteger ideas y evitar, en caso de que salgan adelante, que otras compañías copien en diseño. Cuando salen a la luz son interesantes ver esos conceptos y las justificaciones que hay detrás pero podéis respirar tranquilos. La única que vais a ver dentro de poco es la de los once asientos de Airbus.

Asientos

No eres tú, son las aerolíneas. Evolución del ancho de los asientos (en pulgadas) de las cuatro principales compañías de Estados Unidos hasta 2014. De izquierda a derecha: American Airlines, Delta Air Lines, US Airways y Soutwest Airlines.

A esto hay que añadir algo importante: la seguridad. La Administración Federal de Aviación y otros organismos gubernamentales (AESA en el caso de España) hacen unas revisiones de seguridad exhaustivas para dar la certificación que permita a estos aviones operar en vuelos comerciales.

Seguro que con los asientos verticales, las literas o la distribución hexagonal ganan asientos pero ¿son sistemas compatibles con los métodos actuales de evacuación de un avión? ¿Se puede garantizar la seguridad de los pasajeros en un vuelo donde todos van de pie?

Hay que recordar además que no todas las ideas que hay para optimizar espacio son tan descabelladas. Hace poco vimos como Emirates Airlines anunciaba la eliminación de la primera clase en unos vuelos para conseguir un incremento sustancial de viajeros en los aviones. 615 pasajeros en un A380 que empezará a funcionar dentro de poco entre Emiratos Árabes Unidos y Dinamarca. 500 euros el billete más barato.

Este artículo ha sido actualizado en noviembre del 2018, y hemos incorporado algunas nuevas patentes aún más surrealistas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio