Google habría detenido el desarrollo de 'Dragonfly', el buscador censurado para China, tras presiones en torno a la privacidad

Google habría detenido el desarrollo de 'Dragonfly', el buscador censurado para China, tras presiones en torno a la privacidad

Publicidad

Esto acaba de dar un giro inesperado, aunque algunos esperábamos este movimiento tras la comparecencia de Sundar Pichai, CEO de Google, ante el Congreso de los Estados Unidos. Hoy, según información de The Intercept, Google habría cancelado todo lo relacionado con Project Dragonfly, el motor de búsqueda censurado para China que representaría la vuelta de la compañía a aquel país después de su salida en 2010.

Luego de que Sundar Pichai afirmara a los legisladores estadounidenses que Google no tenía planes de desarrollar un buscador para China, hoy se sabe, a través de dos supuestas fuentes cercanas al proyecto, que la compañía ha decidido detener 'Dragonfly' apuntando a que está "efectivamente concluido".

El equipo de privacidad en Google habría sido el culpable

Según la información, el equipo de privacidad interna de Google habría forzado el cierre del sistema de análisis de datos que habían estado usando para dar vida a 'Dragonfly'. Este sistema consistía en usar toda la información que recogía el sitio '265.com', que es un servicio de directorio web basado en Beijing, y el cual también cuenta con su propio buscador, que se redirigen a Baidu, el más grande y popular buscador en China.

Se dice que Google adquirió '265.com' en 2008 y a día de hoy es usado como un 'honeypot' para estudios de mercado, donde se almacena información sobre las búsquedas de los usuarios chinos antes de enviarla a Baidu.

A través de este sitio, es como Google habría creado sus propias listas negras para el motor de búsqueda, donde se bloqueaban amplias categorías de información relacionada con la democracia, los derechos humanos y las protestas pacíficas, todo de acuerdo con las estrictas reglas sobre la censura en China. Con toda esta información, habrían creado el primer prototipo de 'Dragonfly'.

Los responsables del proyecto, que se dice eran altos mandos de la compañía, entre ellos Sundar Pichai, habrían ocultado la existencia de 'Dragonfly' y del uso que se le estaba dando a '265.com' al equipo de privacidad de Google, esto con el objetivo de evitar los procesos de revisión relacionados con los datos de los usuarios.

El equipo de privacidad de Google se habría enterado de la existencia de 'Dragonfly' en agosto pasado tras las primeras filtraciones, y a partir de ese momento habrían decidido confrontar a los responsables del proyecto, a quienes les exigieron que dejaran de usar los datos de búsqueda extraídos de '265.com', y que en su lugar se apoyaran en otras fuentes, como los términos de búsqueda global.

Con estos cambios, y ante la falta de datos relevantes para conocer el mercado chino y su operación bajo la censura, es como el equipo habría decidido "detener el progreso" de 'Dragonfly', cuyo lanzamiento está planeado entre enero y abril de 2019. La información de hoy apunta a que varios ingenieros han sido reasignados a otros proyectos con los buscadores de Brasil, Indonesia, Rusia y otros países.

Según las fuentes, y siguiendo en la línea de lo que mencionó Pichai hace unos días, Google aún está interesada en "servir a los chinos", al final se trata de un mercado de más de 800 millones de habitantes y potenciales usuarios, por lo que se cree que Project Dragonfly no está del todo muerto, sino que se trata de una pausa a corto plazo en lo pasa la tormenta que mantiene a Google en el ojo del huracán.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio