He comprado el smartwatch más barato de Ebay y ésta es la experiencia

He comprado el smartwatch más barato de Ebay y ésta es la experiencia

Publicidad

Cuando empezamos a ver los smartwatches había una mezcla de augurios acerca de ese producto y del nicho en sí: ¿el futuro o una moda más? Al menos hasta la fecha estos dispositivos aguantan, en parte por las funciones que van incorporando y un tamaño de los móviles que parece seguir aumentando. Es por ello que hoy en día ya existen cientos de modelos y hemos decidido aparcar los más potentes para dar una oportunidad a lo más básico: ¿cómo es la experiencia con el smartwatch más económico que podemos comprar online?

Si eres uno de los que ya picó con esto de los relojes inteligentes quizás ya te pusiste ante esa lista de pros y contras salpimentada de términos técnicos anglosajones con la intención de elegir el modelo más potente, con mejor visualización y/o con mayor autonomía. Pero en este caso hemos apartado todo eso a un lado y sólo hemos tenido en cuenta dos criterios: que fuese lo más económico posible y que funcionase con alguno de los sistemas operativos móviles existentes.

Mejor si no urge

Internet es tan fascinante como ilusoria, y esto último es lo primero que hemos de recordar cuando escrutamos las tiendas online en busca del producto que se adapte a nuestras peticiones. La oferta es más amplia cuanto más genérica sea tu búsqueda y en este caso ya hemos dicho lo laxo de nuestra exigencia de cara al producto, por lo que no tardamos mucho en ver dispositivos que se adaptaban a ella, y tocó depositar la confianza en el producto y el vendedor. Para esta ocasión decidimos optar por Ebay y el modelo seleccionado fue éste, el cual adquirimos por unos 24 euros incluyendo envío.

Como suele ser habitual al comprar algo tan económico, el país de origen suele ser China, Taiwán o alguno de los países asiáticos donde suelen fabricarse. Y esto, además de en precios irrisorios, se traduce en envíos bastante prolongados. En nuestro caso lo pedimos el 18 de abril y el país de origen era Polonia, recibiendo la indicación sobre el periodo de recepción del 4 al 20 de mayo. Es decir, partimos ya como mínimo con algo más de dos semanas de espera. En la práctica: finalmente lo recibimos el 13 de mayo.

Contenido de la caja

Asumiendo desde un principio que tardaríamos en recibirlo, nos lo tomamos con filosofía de modo que la recepción fuese una agradable sorpresa. Y así fue, casi un mes después de la fecha de compra el repartidor llamó fuera de agenda para traernos el smartwatch, cuya pequeña caja contenía el mismo, un cable USB (sobre esto tendremos otra sorpresa, ahora os contamos) y un pequeño manual con las indicaciones y los idiomas justos (inglés y una variedad de chino).

La Pasión del Smartwatch: y con el tercer recurso resucitó

Puede que lo de leer manuales no nos caracterice, pero en este caso lo quisimos hacer bien y, aprovechando que al menos está en inglés, nos dispusimos a leer el pequeño desplegable. En él se especifica lo que ya suponíamos pese a que en la página del artículo figurase la palabra "Apple" en el propio nombre: que sólo es compatible con dispositivos Android. Pero lo que no nos esperábamos es tener que descargar APKs y otras operaciones de las que informa el manual.

Descargas

Pero aún quedaba superar un primer escollo para poder iniciar la experiencia con el low-cost hecho reloj. La batería que viene de fábrica en los dispositivos normalmente da para poco y en este caso era especialmente ínfima, por lo que no tardamos en conectarlo a la alimentación externa. Y hasta ahí todo normal, pero nuestro gozo en un pozo cuando, tras esperar a que se completase la carga, el reloj aguantaba encendido unos segundos. Lo justo para la animación (y "encantadora" sintonía) de inicio y poder acceder a un par de comandos del menú, ni siquiera llegábamos a poder probar a enlazar con un teléfono.

La situación podía empeorar y lo hizo. Cuando probablemente se volvió a agotar la batería, el reloj cayó en un coma que casi nos llegó a parecer irreversible porque ni siquiera reaccionaba a la puesta en carga. Ante todo esto no nos quedó más remedio que contactar con el vendedor (de la única manera posible: por mail). Pero desde el correo que enviamos el 17 de mayo ésta es la fecha en la que no hemos recibido respuesta ninguna, así que si optáis por un producto de bajo coste recordad que probablemente estáis renunciando a la atención post-venta por parte del vendedor.

Tras varios cables, varios cargadores y mucha paciencia, finalmente el reloj resucitó

Tras varios cables (el que vino con el reloj dejó de funcionar tras la primera carga), varios cargadores y mucha paciencia, finalmente el reloj resucitó. Por fin pudimos empezar a toquetearlo sin el problema del apagado y con una duración de la batería acorde a nuestro uso, de la cual no tenemos estadísticas de ningún tipo pero que varía desde uno a tres días según usemos apps como el podómetro o la monitorización de sueño.

Lo que parece, lo que es y lo que nos deja con la incógnita

Nuestro smartwatch tiene en su esfera unos botones que recuerdan a Android, pero las apariencias engañan. No se trata de un dispositivo con Android Wear, sino de un sistema operativo mucho más sencillo que de hecho ni siquiera tiene tienda de apps. Nos encantaría deciros cuál, pero en el detalle de las características técnicas del reloj figura un maravilloso "Other" en la categoría de "Operating System".

Como hemos comentado antes, en el pequeño manual viene indicada la descarga de una APK (BTNotification, en el teléfono) desde una página de Baidu a la que lleva un QR que evidentemente está en chino. Esto en un principio no nos paró y por deducción pudimos descargar e instalar una app (la de Baidu, nos llevaba aquí), pero hay un punto que la barrera idiomática nos impide seguir.

Baidu

Tampoco hemos podido hacer nada con un QR alternativo que lleva a una página inexistente en la Google Play Store, si bien esta app al parecer sincroniza y habilita automáticamente algunas funciones. Y además está la inseguridad de tener que instalar una app desconocida que pide permisos para acceder a muchas funciones e información (en principio necesarias para que el reloj sincronice a todos los niveles, desde llamadas a mensajería, pasando por recordatorios).

Permisos de Baidu

¿Qué nos encontramos pues al encender el terminal? Una pantalla principal con la hora y la fecha y tres iconos: menú, volumen y bluetooth. Pulsando el primero accedemos a todas las aplicaciones y secciones del reloj, siendo éstas las siguientes:

  • Configuración: todo lo que podemos ajustar en cuanto a las acciones del reloj. Vemos dentro las siguientes secciones:
    • Quick response: es un QR que lleva de nuevo a la descarga de BTNotification (de poco nos sirve esto).
    • Configuración del teléfono: para ajustar la hora y la fecha, el idioma, bloqueo automático del teclado, Unlocking type selection (en la que encontramos cuatro opciones para la esfera, analógica o digital), movimiento (para configurar el encendido según se voltee el teléfono) y configuración misc., que contiene algunos ajustes para el LCD del reloj (el brillo y el tiempo de encendido antes del bloqueo automático).
    • Configuración de seguridad: contiene la sección "seguridad del teléfono" que permite (en teoría) establecer unos códigos de bloqueo del teléfono. En todo momento se pide una contraseña que no tenemos y que no es la de nuestro terminal, ergo con esto tampoco puede hacerse nada (no hay ninguna indicación en el manual).
    • Restaurar configuración: para restablecer la configuración a sus valores iniciales (bajo contraseña).
  • Antipérida: contiene dos acciones, "Buscando teléfono" y "Anti lost" (con un par de configuraciones para un estatus y una alerta que no especifica de qué). Ninguna de las dos funciones nos han servido para buscar el teléfono, encontrarlo o establecer algún mecanismo remoto de seguridad como apagarlo.
  • Ambiental: para activar el ahorro de energía (disminuye el brillo).
  • Tono: podemos configurar el tipo de alerta al recibir una llamada (sonido y/o vibración), si se repite y qué tono.
  • Barómetro: nos indica la presión atmosférica en pascales y la temperatura ambiental en grados centígrados.
  • Altímetro: indica la altura a la que estamos estableciendo un punto de inicio. Es decir, no toma ninguna referencia estándar, sino que indica los metros que ascendemos o descendemos según el punto de inicio que establezcamos nosotros.
  • Podómetro: cuenta los pasos desde que lo activamos.
  • Cronómetro
  • Bluetooth: permite configurar la visibilidad y los enlaces a otros dispositivos, así como el nombre del reloj.
  • Contactos: muestra (en teoría) la lista de contactos del teléfono. Nos fue imposible sincronizar esta función con ningún teléfono, probablemente por falta de la APK.
  • Marcador: dispone en pantalla el teclado numérico para poder realizar llamadas (también se accede a él desde la pantalla de inicio pulsando el botón "multitarea").
  • Mensajes: muestra (en teoría) la bandeja de entrada de los mensajes (¿de texto? ¿de correo electrónico?) enviados y recibidos. Otra que nos fue imposible sincronizar.
  • Llamadas: es el registro de llamadas (enviadas, recibidas, etc.). En la práctica, no obstante, no logramos que mostrase los datos.
  • AvisoBT, MúsicaBT y Cámara BT: de estas tres secciones, correspondientes a un manejo de los recordatorios, la música y la cámara del teléfono, sólo hemos podido activar el de música. El resto son dependientes de la APK que no hemos podido hacer funcionar.
  • Monitor de sueño: permite activar un temporizador de una teórica monitorización del sueño.
  • Calculadora
  • Calendario
  • Alarma: permite activar hasta cinco alarmas.
La navegación es bastante sencilla, aunque hemos de familiarizarnos con unos botones que no resultan demasiado intuitivos

La navegación es táctil y en sí es bastante sencilla, aunque hemos de familiarizarnos con unos botones que no resultan demasiado intuitivos. Tenemos un botón físico en el lateral, que sirve para encender y apagar el reloj, así como salir para ir a la pantalla de inicio (lo que viene a ser un botón Home). La sensibilidad táctil es bastante pobre, y en ocasiones cuesta bastante lograr hacer efectivo el swipe y suele ocurrir que seleccionemos algo accidentalmente.

Pantalla de inicio Panel frontal del reloj con la pantalla de inicio.

En el panel frontal tenemos esos tres botones táctiles que nos recuerdan a Android pero cuya función difiere de la que en un principio podríamos asociar: aunque respetan el símbolo estándar internacional de "atrás", los otros botones son algo menos deductivos. El primer botón (el de más a la izquierda, que parece el de un menú contextual) es el botón de "Aceptar" y el segundo (el del centro, que recuerda a la multitarea) es el que permite saltar de una sección a otra.

Pero, ¿qué puedo hacer yo con este smartwatch?

Bueno, el reloj inteligente sí es si tomamos como smartwatch el hecho de que vaya más allá de indicar la hora y que sí sincronice con el smartphone para manejarlo a distancia. No obstante, nos hemos de olvidar completamente de usos como los comandos al asistente de voz, las notas de Google Now o cualquier otra app que se salga de lo que hemos mencionado al desglosar el menú.

Hemos podido realizar llamadas, escuchar música y usar las apps propias del reloj como el podómetro y la calculadora

En resumen: hemos podido realizar llamadas, escuchar música y usar las apps propias del reloj como el podómetro, la calculadora y demás. En el caso de las dos primeras, podemos configurar que el sonido salga del reloj (tiene un altavoz en el lateral izquierdo) o del teléfono. Como cabe esperar, la calidad del sonido es bastante pobre, aunque el volumen es lo bastante potente y podemos oír el timbre de llamadas, la voz y la música aunque estemos en un lugar con ruido ambiental moderado.

Llamada

El funcionamiento de las aplicaciones propias es bastante variable. El podómetro sí da un resultado bastante fiable (lo hemos comparado con el contador de pasos de Salud de iOS, Health de Samsung y Lifelog de Sony) y también la altura, si bien la monitorización de sueño sólo indica good o poor sin saber muy bien el criterio (hemos hecho un test de control con el reloj parado sobre una superficie estanca y ya nos daba poor, sin alzarlo siquiera).

Altímetro Dado que no coge ninguna referencia, decidimos calibrarlo a nivel del mar.

A prueba de yemas y de paciencia

El smartwatch como vemos es bastante limitado en comparación como lo que solemos ver de la mano de fabricantes como Samsung o Motorola, productos bastante más potentes y elaborados apoyados en plataformas más complejas. Pero quizás el factor limitante principal sea la nefasta experiencia de usuario en cuanto al manejo y a la sensibilidad táctil del panel.

Establecer la fecha y la hora (que pese a indicar el huso horario no lo hace de manera automática) es una de las más tediosas en lo que respecta a la configuración inicial. El problema: que el teclado numérico llega al borde de la pantalla dejando una distancia nimia entre el mismo (concretamente del cero) y el botón "multitarea", cuya función es "siguiente", de modo que en muchas ocasiones saltamos a otro apartado cuando la intención era poner un cero.

Ajustando la hora La tecla del cero está pegada al botón "saltar". Es casi imposible poner la hora y la fecha bien a la primera sin salirte.

Algo así ocurre en el calendario, aunque en este caso poco nos importa dado que la app en sí no tiene ninguna otra función que señalar la fecha (si logramos pulsar uno de los milimétricos días no hay ninguna opción). Por otro lado, no tenemos ese problema en la marcación de teléfonos dado que el teclado es más grande, y en lo que son los menús en general. Por cierto, aunque no hemos podido sincronizar la agenda, si llamamos desde el terminal sí sale el nombre del contacto conforme lo tenemos guardado (y no el número).

Calendario

Lo que puede resultar más o menos exasperante según nuestra tolerancia a los sonidos y a su reiteración es el tono al pulsar los botones, un "beep" que no podremos desactivar por no existir dicha opción. Algo que a parte de la molestia que puede provocarnos a nivel personal elimina la posibilidad de que podamos manejar el smartwatch en situaciones en las que se requiere silencio dado que ni siquiera podemos disminuir el volumen. Una verdadera paradoja cuando los smartwatches están bastante enfocados a evitarnos sacar el móvil y poder realizar consultas con más discreción.

Lo barato no sale caro, pero sale decepcionante

Cuando tu objetivo es lo más económico y básico posible tus expectativas no son altas ni mucho menos, pero lo que al menos sueles esperar es que se asemeje a lo que ves en las "fotografías" (en este caso, renders de calidad dudosa). Lo que en un primer momento vimos es lo que hemos comentado anteriormente, que el nombre del artículo ("Reloj elegante SmartWatch Bluetooth Inteligente Cámara para Apple Android Phone") ya no se ajusta a lo que realmente ofrece el producto, dado que ni es válido para smartphones Apple ni finalmente pudimos sincronizar la función de cámara, porque el reloj no la tiene.

Expectativas vs Realidad Expectativas vs Realidad 1: pantalla de inicio.
Expectativas vs Realidad Expectativas vs Realidad 2: podómetro.

En la información adicional del producto, de hecho, figura también de nuevo esta compatibilidad con iOS que no tiene. También están todas las funciones en detalle, que como hemos visto no hemos podido hacer funcionar en su totalidad, y los idiomas, dato que por suerte está incompleto y en la realidad hemos encontrado el software con más idiomas además del inglés y del chino (el español está). La interfaz, como podemos ver, completamente diferente (incluso la resolución, que ni la sabemos, pero muy baja).

En cuanto a la compatibilidad, el dispositivo funciona con Bluetooth 3.0. Hemos logrado sincronizarlo con dos terminales (un Samsung Galaxy A5 2016 y un Meizu m3 Note), pero no nos ha sido posible enlazarlo con todos (un Sony Xperia X y Xperia XA directamente ni salían en la búsqueda de dispositivos). En cuanto al enlace, al menos lo mantiene aunque el dispositivo se salga puntualmente del alcance, volviendo a enlazarse de manera automática cuando éste vuelve a estar dentro de los 15 metros de rigor.

Reproducción de música
En la práctica tiene bien poco de "smart" y lo justo de "watch"

Conclusión: si lo único que queremos es controlar la reproducción de música o poder llamar desde el reloj (con la pérdida de privacidad y discreción que eso implica), es desde luego la solución más económica que podemos tener. Pero el producto en la práctica tiene bien poco de "smart" y lo justo de "watch", dado que en ocasiones al desbloquear tras estar un buen rato sin usarlo la hora no sale actualizada.

Actualización de junio de 2017: El modelo que adquirimos para el artículo fue retirado por el vendedor hace unos dos meses, pero existen modelos con características muy similares (y aparentemente el mismo software) como éste por unos 10 euros (2,87 euros + envío).
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio