La NASA presenta a 'Maxwell', su primer avión impulsado solamente por electricidad

La NASA presenta a 'Maxwell', su primer avión impulsado solamente por electricidad

Publicidad

Tenemos que aceptar que a veces se nos olvida que la NASA es una agencia que también se dedica al desarrollo aeronáutico e investigación en aviación, ya que la mayoría de sus proyectos son dentro del campo aeroespacial, además de que son un poco más espectaculares, por ello es atractivo ver cuando la agencia anuncia un nuevo desarrollo aeronáutico.

En esta ocasión están dando a conocer un nuevo proyecto experimental dentro de sus aviones X (X-plane), el cual es conocido como Maxwell X-57 y se nos presenta como el primer avión completamente eléctrico de la NASA.

Maxwell X-57, el avión eléctrico de la NASA

Los proyectos de aviones eléctricos no son algo nuevo, ya hemos visto dos primeros acercamientos, además de que está el rumor de que Elon Musk está por llegar a este terreno llevando sus sistemas electrónicos al aire, pero lo importante del avión de la NASA es el hecho de que están avanzando después de haber experimentado con sistemas híbridos.

El X-57 'Maxwell', nombrado así en honor al pionero en electromagnetismo James Clerk Maxwell, es la primera designación que hace referencia a la categoría 'X-plane' en una década, de ahí la importancia de su desarrollo, porque recordemos que el X-1 creado en 1947 fue el primer avión en romper la barrera del sonido, así que la designación X siempre ha representado innovación y un cambio de reglas.

Maxwell X 57 Plane

Es así como este avión se trata de una adaptación a un avión Tecnam P2006T, fabricado en Italia con bi-motor y estructura ligera, al que se le han adaptado alas más largas capaces de llevar 14 motores eléctricos, de los cuales 2 están ubicados en la punta de cada ala para su uso en altitud crucero, mientras que los 12 restantes son para despegues y aterrizajes.

Lo interesaste de este proyecto es que toda la alimentación proviene de baterías y es capaz de alcanzar una velocidad de hasta 282 km/h. Este desarrollo representará una disminución en los costes operativos de hasta un 40%, además de que no existen emisiones de carbono, lo que beneficia su uso.

La NASA espera realizar las primeras pruebas reales en los próximos meses, las cuales servirán para determinar la viabilidad de esta tecnología apuntando a implementaciones en aviones de mayor tamaño y alcance.

Más información | NASA
En Xataka | Solar Impulse 2 vuela de Hawái a California con la energía del Sol

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio