Los Tesla Model S nos sorprenden de nuevo: pueden comportarse (casi) como una lancha

Unas recientes inundaciones en Kazajistán han contado con un protagonista inusual: un Tesla Model S, que al contrario que los coches que aparecían atrapados en un túnel por la riada de agua seguía funcionando casi igual de bien que si lo hiciera sobre una carretera, aunque como señalaban nuestros compañeros de MotorPasión, la cosa no sea para tanto.

El propio Elon Musk comentó el suceso en su cuenta de Twitter, y aunque dejaba claro que no recomendaba utilizar esa capacidad, sí que afirmaba que "flota lo suficiente para convertirlo en una lancha durante cortos periodos de tiempo".

La toma de aire del motor, la clave

Musk añadía que el impulso del coche lo proporcionaban la rotación de las ruedas, y lo cierto es que en el vídeo queda patente cómo el Tesla Model S no parecía pasar por demasiados apuros, algo que sí le sucede a los coches de combustión que se encuentran en escenarios similares.

Es en esos casos en los que los motores de combustión no pueden funcionar adecuadamente por las tomas de aire del motor, que se inundan a no ser que contemos con mecanismos especializados que se utilizan por ejemplo en rallies como el célebre Dakar.

Los 4x4 precisamente suelen instalar esos populares snorkel para que las tomas de aire no se inunden al cruzar terrenos con agua abundante o vadearlos. Si tienes un Tesla Model S parece que no tendrás que preocuparte por esta circunstancia, aunque cuidado: no son lanchas. Mejor no hacer demasiados experimentos.

Vía | Slashdot
En Xataka | No sabrás bien qué es un todoterreno hasta que veas estas bestias brutales

También te puede gustar

Portada de Xataka

Otras publicaciones de Weblogs SL