Destronando a un gigante: cómo NBA 2K arrebató a EA la corona de los videojuegos de baloncesto

Destronando a un gigante: cómo NBA 2K arrebató a EA la corona de los videojuegos de baloncesto

Publicidad

Desde los jugadores más expertos a los que son más casuales tienen bastante clara la asociación entre los videojuegos de género deportivo y la marca de EA Sports. La subdivisión especializada de Electronic Arts está asociada a los juegos más exitosos y populares de las distintas disciplinas deportivas, ya sea con el FIFA en el fútbol, el NHL para el hockey o el Madden NFL para el fútbol americano.

Sin embargo, existe una disciplina donde el dominio se le resiste desde hace tiempo a pesar de sus esfuerzos y de haber tenido dicho dominio no hace tanto. No hablamos de la Fórmula 1, donde directamente no ofrecen competencia a la versión que realiza Codemasters, sino del baloncesto, concretamente el baloncesto NBA, actualmente la liga más potente y dominante tanto a nivel deportivo como a nivel de popularidad. A pesar de los esfuerzos de EA, por el momento son incapaces de hacer frente al dominio absoluto que tiene 2K Sports en este deporte.

Cuando EA Sports era el Rey

Foto Nba Live 95

Si nos remontamos aproximadamente veinte años atrás, donde la realidad de los videojuegos deportivos era diferente a la actual y no estaban consolidados los conceptos de franquicias como entendemos actualmente, observamos cómo la cosa era muy diferente.

Remontándonos a 1994, el videojuego de baloncesto más popular entonces era el mítico 'NBA Jam', un arcade donde se realizaban encuentros de 2 vs 2 con los jugadores más importantes de la época y hoy en día leyendas como Hakeem Olajuwon, Karl Malone, Clyde Drexler o Dominique Wilkins entre muchos otros. No obstante, el 'NBA Jam' explotaba, aparte de la popularidad de las estrellas del momento, la versión más playground del deporte, no lograba meterte de lleno en lo que era un partido de baloncesto NBA.

Tuvo que llegar EA Sports para traernos la primera saga deportiva de baloncesto con ánimo de consolidarse, empezando con aquellas 'NBA Playoff Series', mucho más limitadas, que darían paso a aquel 'NBA Live 95' cuya portada mostraba una imagen de las Finales de 1994 donde los Houston Rockets se impusieron antes los New York Knicks entrenados por Pat Riley.

El juego fue lanzado para la Super Nintendo y para la Sega Genesis (aquí conocida como Mega Drive) y obtuvo una buena recepción, superando anteriores intentos de EA como 'NBA Showdown'. Desde entonces, EA pasó al desarrollo de una nueva versión de 'NBA Live' de manera anual y lanzándola antes del comienzo de la temporada regular de la NBA.

'NBA Live 96' replicó el éxito de su predecesor en las anteriores consolas y también en la recién lanzada PlayStation con una portada que mostraba a un Shaquille O’Neal que venía de ser máximo anotador de la competición la temporada pasada. Desde entonces, todas las portadas de 'NBA Live' contarían con algún jugador estrella decorándola.

Nba 2k

Mientras tanto, Sega quería competir con EA por ese nicho de mercado y encargó a Visual Concepts el desarrollo de otra saga de videojuegos de baloncesto que saldría exclusivamente para su Dreamcast. En 1999 llegaría en dicha consola el primer 'NBA 2K' con otro jugador que había sido máximo anotador de la liga la pasada temporada: Allen Iverson.

El juego fue bien recibido y se alabaron su fluida mecánica de juego y el apartado visual, pero el triunfo sería para un 'NBA Live 2000' que se lanzaba para PlayStation y Nintendo 64 y figuraba al mejor jugador del último campeón de la NBA: Tim Duncan.

Sega volvería al año siguiente con otro lanzamiento exclusivo para su Dreamcast, otra vez con Allen Iverson como cara visible de la franquicia (papel que realizaría tres veces más de manera consecutiva), hasta que con 'NBA 2K2' se realizó el desarrollo y publicación en PS2, Xbox y GameCube.

La recepción fue magnífica por parte de la crítica de videojuegos, pero el dominio del mercado lo seguía poseyendo el videojuego EA y así seguiría durante esta primera mitad de década. 'NBA Live' logró sus mayores éxitos de ventas con las ediciones de 'NBA Live 2002', 2004, 2005 y 2006. La edición de 2005 logró ser uno de los 25 juegos más vendidos en el mercado norteamericano durante ese primer lustro.

Chartnbalive

Pero llegaría un punto de inflexión en la edición de 'NBA Live 2006', uno de los últimos grandes éxitos de la saga. La llegada de la nueva generación de consolas, comenzando con Xbox 360 aquel año, daba alas a dar un paso adelante en los aspectos gráficos.

A pesar de la posibilidades, la jugabilidad en la nueva consola resultaba torpe, con fallos de rendimiento que no hacían justicia al aspecto visual y las posibilidades de la consola. EA continuó con este problema en ediciones posteriores, también con la llegada de Playstation 3. Aunque las ventas fueran buenas, el juego comenzaba a resultar menos y menos atractivo.

Con el miedo de que la competencia le comiera el terreno hasta tenerlos justo en la nuca, EA decidieron ir fuerte con la edición de 2011. Se cambió el nombre de la saga a 'NBA Elite', cambios en la mecánica, Kevin Durant en portada y también un intento de apelar al factor nostalgia incluyendo códigos de descarga del 'NBA Jam' para XBOX 360 y PS3. Sin embargo, el juego sufrió una serie de complicaciones durante su desarrollo que llevarían al desastre.

La prometida descarga de NBA Jam no fue incluída y acabó saliendo como juego por separado. En la demo se veía que el juego tenía grandes problemas técnicos, desde glitches que rozaban el ridículo más desternillante hasta jugadores con los que era imposible fallar un tiro.

Ante tal desastre que no lograron reparar, EA se vio obligada a parar la producción y cancelar el lanzamiento para consolas, aunque algunas copias de PS3 se pusieron en circulación de manera clandestina y hoy día son objeto de coleccionista.

Tras semejante despropósito, EA replanteo la estrategia y decidió dar tiempo a su equipo para desarrollar un 'NBA Live' en condiciones, tomándose dos años de descanso hasta el 'NBA Live 2014' que para entonces se veía con un competidor que había copado el mercado.

Creciendo en la sombra

Chartnbalivevs2k

2K Sports, que adquirió Visual Concepts de Sega en 2005 y, junto a ella, la franquicia de NBA 2K desde la edición de 'NBA 2K6', fue creando lentamente y desde la “sombra” el camino que llevaría al sorpasso definitivo y su reinado absoluto hasta nuestros días.

2K logró llegar a PS3 antes que la competencia de EA, consiguiendo un salto mucho menos trastabillado a la siguiente generación de consolas. En vez de tirar por un salto gráfico potente, se optó por la opción conservadora, puliendo el funcionamiento del juego, mejorando cada año en cada uno de los aspectos.

Así se llega hasta la edición de 'NBA 2K11', una de las mejores publicada por la franquicia -coincidiendo justo con el desastre de NBA Elite 11- gracias a sus fluidas mecánicas de juego, su pulida inteligencia artificial, su cuidada estética y el saber explotar el factor nostalgia incorporando equipos clásicos y un modo exclusivo del jugador más idolatrado de este deporte: Michael Jordan. Desde ahí, su dominio ha sido incontestable.

Sería injusto aludir sólo al fallido intento de la competencia por mantener la relevancia para justificar el éxito de la franquicia de 2K Sports, ya que gran parte de su triunfo se debe a su profundo entendimiento de este deporte y de los jugadores que lo practican.

No hablamos sólo de las mejoras técnicas como las mecánicas de tiro o el realismo de los jugadores, sino que logra alejarse de los mecanismos más arcade y te acerca más a un partido de baloncesto.

Meterse de lleno en el juego

Maxresdefault

'NBA 2K' es un juego que premia no sólo el conocimiento que tenga el jugador (real) sobre los jugadores más top de la liga, sino que recompensa al que logra entender los fundamentos del propio deporte. Puedes intentar hacer tiros punteados con dos defensores encima con LeBron James, que cuenta con una nota media altísima, pero siempre va a ser más efectivo hacer un pase a la esquina para un triple libre de marca, que tendrá mayor probabilidad de acierto.

El jugador que logra aprovechar los desequilibrios que produce un pick and roll o que sabe realizar una buena defensa va a tener siempre más éxito que aquel que sólo realiza jugadas 1 vs 1 con los jugadores de mayor nivel y se dedica a correr de un lado a otro de la cancha como pollo sin cabeza.

A mayor entendimiento de los propios entresijos del baloncesto y de las cualidades de los jugadores que componen la plantilla, mayor éxito. Por eso mismo el juego ha logrado ser un éxito incluso entre los propios jugadores de la liga.

Es suficiente con ver las redes sociales de algunos de las estrellas de la liga para ver en algún momento algún vídeo o foto de sus logros con el juego. La fascinación es tal que hasta ellos mismos generan debate cuando en 2k Sports revelan sus notas medias para el juego, que se van actualizando a lo largo del año. La fascinación y entusiasmo por el juego es tal que hasta se ven casos como el de Hassan Whiteside, pívot de los Miami Heat, que buscaba realizar actuaciones de mucho impacto y sorprendentes para que los desarrolladores subieran su nota media.

Nba 2k18 Momentous 1280x720

Este triunfo entre aficionados al deporte de la canasta y entre los propios profesionales del mismo se ha logrado gracias a un funcionamiento que es referencia en cómo debe ser un videojuego deportivo, un cuidado continuo de su propia marca y la continua oferta de modos que siempre tratan de mejorar cada año: crear tu propio jugador en Mi Carrera, acercarte a la experiencia de llevar un equipo NBA a lo largo de un año en Mi GM y poder crear y desarrollar tu propia franquicia NBA a base de completar retos y competir online contra otros jugadores.

Los esfuerzos de EA Sports no han sido pocos para intentar poner oposición estos años, logrando hacer versiones decentes de 'NBA Live' durante tres años y tomándose otro descanso durante el año pasado para volver con fuerzas en 'NBA Live 18' este año.

No obstante, hacer sólo juegos que cumplen decentemente es claramente insuficiente para competir con una franquicia que cada año pone siempre el listón un poco más arriba y logra marcar tendencia para juegos de otras disciplinas deportivas.

Sólo con echar un vistazo por encima al 'NBA 2K18' podemos comprobar que han echado el resto este año. Al ya más que notable nivel gráfico le han dado un potente salto que roza el realismo, y los modos de juego adquieren algunas modificaciones que le dan un interés especial y que sirve de gran aliciente para adquirir el juego más que para actualizar las plantillas con los (múltiples) movimientos que se han realizado durante el verano.

2K Sports es todo un ejemplo de cómo no acomodarse cuando estás en lo más alto y de saber superarse a sí mismo, ingredientes imprescindibles para consolidar un éxito imbatible. Por eso mismo, NBA 2K es el juego de baloncesto definitivo y la competencia no puede sino tirarse de los pelos tratando de descubrir la manera de sacarlos de su trono.

En Vida Extra | Hemos jugado a NBA 2K18, la nueva temporada más social y realista de la saga

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio